Un mercenario en Irak
Un mercenario en Irak. (Foto: The Washington Post)

Luchan por dinero, y son casi como una división más del ejército estadounidense en Irak, al menos en número.

20.000 mercenarios trabajan en Irak como 'protectores' de las empresas que operan en el país, según informa el Washington Post .

Hace poco, el Congreso estadounidense estableció una serie de normas para perseguir las infracciones y abusos que éstos pudieran cometer en Irak.

En teoría deben responder ante las leyes del país o la justicia castrense, pero la práctica es muy distinta.

Mientras que decenas de soldados tienen abiertos procesos por abusos en Irak, ninguno de estos 'luchadores' a sueldo ha sido nunca acusado ni mucho menos juzgado. Las leyes no parecen estar hechas para ellos. De hecho, no lo están.

En Irak, hace un año

"Me apetece matar a alguien hoy". Hace poco más de un año Jacob C. Washbourne, uno de estos mercenarios que trabaja para la empresa Triple Canopy, se levantó con esta aspiración.

Mientras patrullaba la carretera que conduce al aeropuerto de Bagdad junto con dos compañeros pareció encontrar la ocasión propicia. Wahsbourne disparó contra el parabrisas de un taxi que pasaba por allí.

Los otros dos 'luchadores' le felicitaron por su puntería
Un testigo asegura que el mercenario cortó el paso al taxi y disparó contra él sin motivo aparente. Los otros dos 'luchadores' le felicitaron por su puntería.

El taxista permanece en paradero desconocido.

La empresa Triple Canopy dice que es incapaz de determinar qué paso exactamente, ya que las autoridades no certificaron ningún fallecimiento.

Al día siguiente de los hechos Washbourne se marchó de vacaciones. A día de hoy, asegura que "nada de eso ocurrió", ahora ya desde su pueblo natal de la ciudad de Oklahoma.