Búsqueda de Publio Cordón
El exgrapo Fernando Silva Sande tras someterse al 'test dela verdad' en Zaragoza. EFE

El "test de la verdad" realizado al exmiembro del Grapo Fernando Silva Sande para localizar el cuerpo del empresario Publio Cordón ha concluido este jueves en Zaragoza tras once horas de pruebas, realizadas en dos días consecutivos, cuyos datos ahora deberán ser interpretados.

Silva Sande se ha mostrado "colaborador" y "autocontrolado"Han sido cinco horas y media de test al día las que se han empleado para realizar la prueba, cuya finalidad es localizar el cuerpo del empresario, cuyo paradero se desconoce desde hace 20 años.

Al finalizar el test, en declaraciones a los medios, el neurofisiólogo que le ha hecho los exámenes, José Ramón Valdizán, se ha mostrado satisfecho por cómo han salido ambas pruebas y ha explicado que tanto el miércoles como el jueves Silva Sande se ha mostrado "colaborador" y "autocontrolado".

Ahora llega el trabajo de interpretar las ondas emitidas por el cerebro de Silva Sande, que confesó que había participado en el secuestro de Publio Cordón, quien, según dijo entonces, murió en el sur de Francia al tratar de escapar por una ventana.

Valdizán desconoce cuánto tardarán en obtener los resultados, que saldrán "cuanto antes" y para lo que cuentan con la "experiencia" de las pruebas que se le hicieron anteriormente a Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta de Castillo, y a Antonio Losilla, en prisión provisional por la muerte de su pareja, Pilar Cebrián.

Dos pruebas diferentes

El "test de la verdad" que se le ha hecho a Silva Sande consiste en dos pruebas: una que, ya se le hizo el miércoles, la N-400, en la que se le han mostrado únicamente frases, y que se utiliza por primera vez en una investigación policial; y otra, la P-300, que se le ha efectuado este jueves y que es la misma que se hizo a Carcaño.

En el test de este jueves, a Silva Sande se le mostraron imágenes que han sido tomadas en el sur de Francia, además de frases, en un número importante pero que el doctor no ha sabido cuantificar.

La diferencia entre las dos pruebas es que la P-300 trabaja con probabilidades, mientras que la N-400 es discriminatoria, es más precisa, y se asemeja más a la "máquina de la verdad".