honor perdido en la corte
Doña Juana, la protagonista, es interpretada porMontse Díez (C. N. T. C.).
Vuelve el teatro de los clásicos al Lope de Vega. Hablar de Don Gil de las calzas verdes es hacer referencia a la comedia probablemente más representada de Tirso de Molina (seudónimo de fray Gabriel Téllez). El texto del autor madrileño llega a Sevilla de la mano de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.  Eduardo Vasco es el autor de esta versión y director del montaje. «Tirso nos propone un enredo que ha sido calificado como uno de los más complejos de nuestro teatro y que, sin embargo, nos sigue asombrando casi 400 años después», dice.

Don Gil de las calzas verdes se sitúa en Madrid, en la exuberante y recién estrenada corte del reino en 1635. La recuperación del honor de Doña Juana, la protagonista, es el leitmotiv alrededor del cual se van hilando una serie de enredos y mentiras que nos dejan un mensaje claro: la falsedad está en todas partes y no hay que fiarse de las apariencias. La obra incluye músicas de villa y de palacio propias del siglo xvii (romances, instrumentales con arpa...).

La Universidad ha organizado para mañana un encuentro en persona con los actores de la compañía en la Facultad de Filología (12 h).

* Lope de Vega. Avda. de Mª Luisa, s/n. De hoy al domingo, a las 21 h (domingo: 20 h). De 6 a 18 euros.