Asimismo, la siniestralidad laboral se concentra en los trabajadores jóvenes, de entre 16 y 29 años, un sector que acumula un tercio de los accidentes. Según datos de la Generalitat, en 2006 el 42% de los accidentes en el puesto de trabajo lo sufrieron personas con contrato temporal y otro 45% de los siniestros correspondieron a trabajadores que llevaban menos de un año en la empresa. Y esto supone que Catalunya se coloca un 15% por debajo de la media de siniestralidad laboral española, pero un 50% por encima de la europea. Para mejorar la situación, la consellera de Trabajo, Mar Serna, anunció ayer que se incrementará en un 50% el número de técnicos que velen por el cumplimiento de la normativa de prevención. Ayer tarde, murió un trabajador al caer de un andamio desde 7 metros de altura en Mataró.