La Audiencia absuelve al gerente de Emaya de una falta de injurias contra un exencargado de taller

La Audiencia Provincial de Palma ha absuelto al gerente de la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya), Pedro Campaner, de una falta de injurias contra un exencargado de taller de la sociedad pública, por lo que ha revocado la multa de 400 euros a la que fue condenado por el Juzgado de Instrucción número 7.

La Audiencia Provincial de Palma ha absuelto al gerente de la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya), Pedro Campaner, de una falta de injurias contra un exencargado de taller de la sociedad pública, por lo que ha revocado la multa de 400 euros a la que fue condenado por el Juzgado de Instrucción número 7.

El tribunal de la Sección Segunda ha estimado de esta forma el recurso que interpuso Campaner contra la sentencia dictada en primera instancia, tras haber examinado la grabación que fue exhibida durante el juicio oral y, en particular, la relativa a los hechos que fue filmada con el teléfono móvil por parte del denunciante.

La Sala considera que las expresiones denunciadas en su día por el extrabajador "acaecen en el marco de un conflicto laboral" en el que, tras haber sido despedido días antes, el denunciante suministró a la prensa informaciones con las que denunciaba determinadas actuaciones en la gestión de Emaya y que podían presentar "caracteres de infracción penal, lo que provoca la natural indignación de la directiva de la empresa municipal".

La resolución judicial recalca que esa misma mañana, el exempleado, portando y grabando la conversación con su teléfono móvil, acudió a Recursos Humanos de Emaya "y es allí donde, en presencia de otras dos personas, el denunciado le recrimina lo que ha hecho y una y otra vez le solicita que se retracte de lo dicho y publicado".

No obstante, el tribunal subraya que las expresiones que utilizó el gerente "no evidencian 'animus injuriandi' sino más bien una rabia e ira y modo de exteriorizar la indignación contra la maniobra del denunciante que no es socialmente adecuada pero no reprochable penalmente".

El Ayuntamiento de Palma recuerda en un comunicado que tanto la oposición como el comité de empresa de Medio Ambiente "no han aceptado en ningún momento las explicaciones ofrecidas tanto por el presidente de Emaya, Andreu Garau, como por el propio gerente y han exigido de manera reiterada el cese de éste último".

Desde el Consistorio recriminan que los partidos de la oposición llegasen a incluir la denuncia presentada contra Campaner "como uno de los puntos que, a juicio de los sindicatos de la empresa municipal, justificaban la convocatoria de una huelga indefinida en los servicios de limpieza y recogida el pasado mes de agosto".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento