Català insta a los estudiantes a trabajar las posturas "en su momento" porque el horario lectivo es "sagrado"

La consellera reconoce que la Mesa de Directores plantea retrasar el inicio de curso 3 o 4 días pero recuerda que eso se valora en abril-mayo

La consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha animado a los estudiantes —que este jueves han convocado una jornada de paro y protestas para reclamar "condiciones dignas"— a trabajar las posturas "en su momento" y ha pedido que se "respete el horario lectivo" porque es "sagrado".

Català, que se ha pronunciado de esta manera a preguntas de los medios antes de comenzar la jornada parlamentaria 'popular' en las Corts, en relación a la huelga estudiantil de este jueves, ha señalado que a lo largo de los próximos días se sabrá el número de alumnos que han faltado a clase.

En este sentido, ha hecho notar que "no hay ninguna huelga formalmente comunicada a la administración", por lo que "no se puede hablar de una huelga de educación", ya que "cuando hay una huelga de trabajadores se comunica formalmente a la administración" y "no es el caso".

La titular de Educación ha remarcado que las huelgas "normalmente son de trabajadores y esto es una convocatoria a los estudiantes", al tiempo que ha dicho que "las posturas se trabajan donde se trabajan, en el momento que se tienen que trabajar" y que "el horario lectivo es sagrado".

Mesa de directores

Por otro lado, preguntada por el planteamiento que han realizado los componentes de la Mesa de Directores esta semana sobre la posibilidad de volver a retrasar el inicio de curso y si la Conselleria lo está valorando, Català ha reconocido que los directores de centros "comunicaron que sería interesante" atrasarlo "tres o cuatro días a efectos de organización". En este punto, ha recordado que la negociación de este asunto se produce en los meses de abril y mayo.

"No está pensando en volver bajo ninguna premisa al calendario tradicional en el que Secundaria comenzaba la tercera semana de septiembre", ha agregado la consellera, que ha dicho que acogen los planteamientos de los directores pero les emplaza a final de curso "para hacer una valoración general del calendario".

En el mismo sentido se ha pronunciado el secretario autonómico de Educación, Manuel Tomás, quien ha recalcado, en declaraciones a los medios, que en la reunión la Mesa de directores "dijo muchas cosas, entre ellas que era uno de los inicios de curso con menos incidencias y muy bien organizado; también muy bien por tener los gastos de funcionamiento prácticamente al día, y que apoyaban el traslado de exámenes a julio y, además, nos trasladó las cuestiones organizativas que ha supuesto trasladar el inicio de curso". "Como todo lo que dice la Mesa de Directores se valorará", ha sentenciado.

Asimismo, Tomás ha insistido en que el calor registrado e n las aulas en el arranque del curso escolar se debe a una "ola de calor extraordinaria" y ha subrayado en ningún momento ha habido ningún riesgo para la salud, tal y como lo reflejan las mediciones realizadas por el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat).

En este sentido, fuentes del departamento de Campanar —que han recordado que el instituto es el principal órgano científico-técnico en materia de prevención de riesgos laborales de la Generalitat— han aseverado que el organismo realizó una serie de actuaciones en las instalaciones educativas para valorar las condiciones termométricas y el estrés térmico de las aulas.

Mediciones del invassat

En total se visitaron 10 centros de la Comunitat, 3 de la provincia de Alicante, 3 de la provincia de Castellón y 4 de Valencia. Las visitas por parte de los técnicos se realizaron del 8 al 12 de septiembre y las mediciones valoraron el riesgo por calor para los trabajadores en condiciones normales de trabajo, es decir, con alumnos y profesores. Cabe recordar que el día de más calor fue el jueves 11 de septiembre.

En todos los centros, prosiguen, "los técnicos concluyeron que no existía ninguna limitación para la práctica normal de la actividad docente y que no se daban las condiciones necesarias para afirmar que existía riesgo por calor ni estrés térmico" y determinaron que "las condiciones laborales de los centros visitados se limitaban a una situación de disconfort térmico".

En este sentido, "el índice obtenido en todas las mediciones fue inferior al que se considera como límite por lo que se consideró que se podía continuar con el trabajo de forma controlada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento