La plantilla del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) realizan durante la segunda y tercera semana de septiembre un programa formativo que incluye simulacros con fuego real para reforzar la formación y coordinación de sus efectivos ante posibles catástrofes.

Las prácticas se llevan a cabo en un campo de entrenamiento especializado, situado en el municipio de Telde, donde 15 bomberos han realizado este jueves, 18 de septiembre, una práctica contra incendios, con fuego real, en un "ambiente inestable" en el que había fugas de gases y líquidos inflamables, además de tener temperaturas superiores a los 700 grados centígrados, según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.

Al respecto, se indicó que el grado de complejidad en la extinción del fuego se produce en función del grado de coordinación de los intervinientes, "de ahí la importancia de realizar estas prácticas, que realizará toda la platilla del SEIS".

En este sentido, apuntan que los efectivos del SEIS, además de contextos de fuegos reales, realizan entrenamientos de rescates en altura, fuego en interiores, rescates en espacios confinados, como galerías o incendios de mercancías peligrosas.

En total, explican, cada miembro del SEIS recibirá una formación de unas 60 horas (9.000 horas en total toda la plantilla) distribuidas en otras materias como rescate de personas en ascensores, manejo de vehículo de autobomba pesada, intervenciones en situaciones de riesgo eléctrico, intervención con incendio en párking subterráneo y manejo de vehículo autoescalera en operaciones de rescate e incendios, entre otras materias.

De esta forma, se busca que los bomberos tengan conocimientos ajustados a las directrices que marca el Plan de Emergencias Municipal (PEMULPA), que contempla aquellos riesgos potenciales a los que se enfrenta la capital grancanaria, así como la adecuación de la formación a los mismos.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.