El juicio contra 'Alfon' por llevar artefactos explosivos el 14-N se aplaza hasta el 25 de noviembre

  • Por la ausencia de los tres agentes de la Policía que debían comparecer como testigos.
  • La Fiscalía de Madrid solicitaba para el joven una pena de cinco años y seis meses de prisión por un delito de tenencia de sustancias explosivas.
  • Durante la jornada de huelga general del 14 de noviembre se le intervino una bolsa en la que había supuestamente un explosivo de fabricación casera.
Concentración en la Puerta del Sol de Madrid para reclamar la puesta en libertad sin cargos de Alfonso Fernández.
Concentración en la Puerta del Sol de Madrid para reclamar la puesta en libertad sin cargos de Alfonso Fernández.
EFE/Zipi

La Audiencia Provincial de Madrid ha aplazado hasta el próximo 25 de noviembre el juicio que tenía previsto celebrarse este jueves contra Alfonso Fernández, conocido como 'Alfon', por la ausencia de tres agentes de la Policía  Nacional que debían comparecer como testigos y cuyo relato sería fundamental para basar la acusación fiscal de tenencia de explosivos.

El joven, de 23 años, se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de tenencia de sustancias explosivas. Se enfrenta a una petición fiscal de cinco años y seis meses de cárcel. Se le acusa de portar el día de la huelga general del 14N una mochila con material explosivo en su interior.

Al inicio de la vista oral, el fiscal del caso ha propuesto la suspensión ante la ausencia de tres testimonios clave para sustentar su relato de acusación debido a que los agentes se encuentran de permiso. El abogado defensor, Erlantz Ibarrondo, se ha opuesto a su admisión, pero la Sala ha optado por suspender el juicio.

Según el fiscal, el acusado, el 14 de noviembre de 2012, fecha señalada por las centrales sindicales como día de Huelga General, sobre las siete horas, se encontraba en las proximidades de la avenida de Buenos Aires de Madrid portando una bolsa de plástico de gran tamaño.

En su interior llevaba un artefacto explosivo de fabricación casera, que tenía un funcionamiento sencillo al estar compuesto por dos botellas de plástico transparente, de una capacidad de medio litro cada una, llenas con un líquido transparente y varios paquetes de metal de color azul con tapón rojo, todos ellos unidos mediante una cinta de esparadrapo.

La mecha estaba compuesta por fósforos y el interior de los paquetes estaba lleno de metralla susceptible de poder ocasionar importantes daños materiales así como heridos si la explosión tuviera lugar en una distancia intermedia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento