Eulogio Paz era padre de Daniel Paz Manjón y marido de Pilar Manjó, presidenta de la Asociación de Víctimas del 11-M. "Hablé con Pilar por teléfono y me dijo que se quería morir (...), llamé a daniel, pero no me cogía el teléfono", asegura Eulogio.

En ese momento de angustia, Eulogio empezó su particular via crucis por los hospitales y, cuando no halló ninguna información, pensó que podía estar muerto: "Nos dijeron que fuésemos al Ifema", recuerda.

Por la noche, nos llamó la policía científica, y nos dijo que creían que el cuerpo estaba identificado. Cinco días más tarde pudieron recoger el cadáver, lo velaron y lo incineraron. "Reclamo cadena perpetua para los que el tribunal considere que son los asesinos de mis hijos y responsabilidades políticas para quienes gobernaban entonces", pide Eulogio, quien añade: "Sabía que por la foto de las Azores nos iba a meter un pepinazo".

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es