La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado este miércoles que el Consejo de Gobierno va a proponer al Parlamento una modificación normativa de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) para posibilitar la regularización de viviendas que se encuentran en un "limbo jurídico" porque ha prescrito el plazo para restituir la legalidad tras ser construidas en suelo no urbanizable.

Díaz ha asumido este compromiso durante su intervención inicial en el Debate sobre el Estado de la Comunidad con el objetivo de "dar respuesta a una situación que afecta a miles de familias y a las que la administración no puede dar la espalda" derivada de la existencia de "un importante número de edificaciones construidas, en suelo no urbanizable, y para las que ha prescrito el plazo para la restitución de la legalidad urbanística".

"No podemos, en modo alguno, dejar que permanezcan en un limbo de inseguridad jurídica, de manera que mi Gobierno va a proponer a la Cámara una modificación normativa de la LOUA que posibilite la regularización de dichas viviendas", ha defendido la jefa del Ejecutivo andaluz.

Junto a ello, Díaz ha reivindicado la política de la Junta en materia de protección del medio ambiente "poniendo pie en pared ante fenómenos especulativos como los que se han intentado en la playa del Algarrobico o en la finca la Almoraima, y a través de un modelo que permita un desarrollo auténticamente sostenible, que potencie el empleo y no ponga en peligro el formidable patrimonio natural de Andalucía".

En relación con la Almoraima, la presidenta de la Junta ha insistido en que su gobierno no va a "amparar ninguna operación de corte especulativo, por poderosos que sean los intereses en juego, ni por influyentes que se crean sus valedores".

La demolición del algarrobico tardará pero no tiene vuelta atrás

Sobre el Algarrobico, Díaz también ha expresado con "claridad" la voluntad de la Junta de "acometer su demolición en cuanto lo permita la legalidad, garantista siempre, pero contradictoria a veces como ha sucedido en este caso" y ha citado como prueba de esta voluntad "el ejercicio del derecho de retracto". "La demolición del Algarrobico tardará lo que tenga que tardar, pero sencillamente no tiene vuelta atrás", ha recalcado.

A este respecto, la presidenta de la Junta se ha comprometido a presentar antes de final de año un plan de inversión para la comarca del Levante almeriense que demostrará que "es posible crear empleo mejorando el medio ambiente en vez de destruyéndolo, pues en modo alguno es incompatible el compromiso medioambiental con el compromiso social y laboral".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.