Amnistia Internacional (AI) ha expresado hoy en un comunicado su satisfacción por la rápida actuación de la Generalitat para instalar cámaras de circuito cerrado de televisión en las comisaría de Les Corts para investigar la denuncia de malos tratos a dos detenidos por parte de cinco agentes de los Mossos d'Esquadra.

AI lleva años pidiendo que se utilicen estos métodos de control de los malos tratos en los centros de detención españoles
Cuatro de estos agentes han declarado hoy ante la juez a la que han explicado que aplicaron
"la fuerza mínima imprescindible" para reducir al detenido que se negaba a ser esposado.

El hombre que sufrió los abusos captados por las cámaras de seguridad ha reiterado en su declaración que fue "apalizado" por los agentes de la policía autonómica.

La decisión de los responsable de la policía autonómica catalana de crear un Comité de Ética de la Policía también ha sido valorado positivamente por esta ONG.

Generalización

AI pide tanto a los responsable de los Mossos d'Esquadra como a los de la Policia Nacional y la Guardia Civil que instalen cámaras en todas sus comisarías como medida para acabar con la impunidad de los agentes en casos de torturas y malostratos.

Esta ONG considera que también debería poner cámaras en los casos de reclusión en régimen de incomunicación hasta que esa práctica sea abolida.

Numerosos casos de torturas y malos tratos por parte de los cuerpos policiales del Estado español han sido motivo de preocupación por parte de Amnistia Internacional desde hace años.

Por ello lleva muchos años pidiendo la aplicación de mecanismos y procedimientos internos eficaces, imparciales e independientes que garanticen la investigación imparcial, exhaustiva y sin demoras de estos maltratos y torturas.