El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido este miércoles en que con su reforma fiscal quienes más van a pagar y a quienes menos afectará la rebaja es a las rentas más altas y, por contra, el 72% de los contribuyentes se beneficiará de la reforma y pagará un 23,5% menos de media.

Rajoy, que ha respondido así en el Pleno del Congreso a una pregunta del diputado socialista Pedro Sánchez sobre cómo valora el Gobierno el impacto de la reforma fiscal en la desigualdad de los españoles, ha afirmado que esto es "exactamente lo contrario" de lo que hizo el PSOE con sus reformas tributarias. El líder socialista ha llegado a pedir al presidente que "quite la mano del cuello de la clase trabajadora".

El jefe del Ejecutivo ha subrayado, por enésima  que la mayor desigualdad que se produjo en España fue con el último Gobierno del PSOE que con su política económica generó 3.400.000 pérdidas de puestos de trabajo.

"Eso sí es generar desigualdad", ha señalado Rajoy al tiempo que ha recordado que la actuación del Gobierno socialista provocó pérdidas de 70.000 millones de euros en los ingresos del Estado.

El PSOE asegura que los contribuyentes con rentas más altas se van a beneficiar del 60% de las ganacias de la reformaPor su parte, en su intervención, el también secretario general del PSOE ha asegurado que el 10% de los contribuyentes con rentas más altas se va a beneficiar del 60% de las ganancias fiscales de la reforma y, de todos ellos, el 0,02%, es decir, 4.618 ciudadanos que ganan más de 600.000 euros, "van a verse beneficiados mucho más que el 40% de los contribuyentes con menor renta, es decir, 8 millones de españoles".

Sánchez ha acusado a Rajoy de gobernar para la elite, para el 10% de las rentas más altas y lo hace, ha dicho, "cuando permite que las familias tengan que pagar 50 veces más en impuestos que las grandes corporaciones y también cuando permite que se rescaten bancos por 110.000 millones de euros.

"Para el 10% los beneficios y para el 90% los sacrificios", ha recalcado Sánchez, quien ha recordado al presidente que para denunciar esta desigualdad en sanidad, dependencia y educación se encontraban en la tribuna del Congreso varias ONG.

Sánchez ha acusado a Rajoy de gobernar para la eliteSobre el asunto de la desigualdad, Rajoy ha afirmado que cuando el PP llegó al Gobierno las tasas que miden la desigualdad estaban en  "topes récord" mientras que fue en 2013 cuando comenzaron a bajar, "y en 2014 continúan bajando".

En su intervención, el diputado socialista también se ha referido a la "inmoral" amnistía fiscal aprobada por el Gobierno, a la que, ha dicho, se ha acogido "algún amigo suyo que está en prisión, ¿se acuerda de él?", en referencia al extesorero del PP Luis Bárcenas.

Por ello, Sánchez ha pedido al presidente que "quite la mano del cuello de la clase trabajadora", porque "aprieta muy fuerte y tiene que dejarla respirar para que España pueda avanzar".

En este sentido, Rajoy ha querido dejar claro que 2012 y 2013 fueron los años en los que el Estado recaudó más recursos como consecuencia de la lucha contra el fraude fiscal, "mucho más que en el 2011, 2010, 2009, 2008, 2007, 2006 y 2005, cuando el PSOE estaba en el Gobierno".