El asesinato de más de 30 homosexuales en lo que va de año ha hecho sonar las alarmas en Irak, y mientras el Gobierno de Bagdad niega que exista una "violencia especial" contra los homosexuales, diversas Organizaciones No Gubernamentales han comenzado a denunciar una situación que califican de "limpieza sexual".

Aparecen torturados, mutilados y a veces con signos de haber sido violados

Mustafa Salim, portavoz de la ONG iraquí "Organización del Arco Iris para la Vida" (RLO, por sus siglas en inglés), denuncia que los cuerpos de los homosexuales asesinados han aparecido "torturados, mutilados y a veces con signos de haber sido violados".

Es frecuente encontrar en los lugares donde se dejan los cuerpos sin vida mensajes afirmando que es "el destino de todo musulmán que contradiga la religión islámica", añade Salim.

Inmovilismo en el gobierno iraquí

El representante de RLO, organización fundada en 2005, denuncia que la comunidad gay "está sujeta al terror sistemático de las milicias chiíes", espercialmente por "la controlada por el líder religioso Muqtada al-Sadr".

Las ONG que trabajan directa o indirectamente con la comunidad gay iraquí ha denunciado que, a pesar de la gravedad de la situación, el Gobierno prefiere mantenerse al margen y no reconocer un tipo de violencia específica contra los homosexuales: en su opinión son víctimas de la ola de terror que sacude el país y que se ha cobrado más de 650.000 vidas de iraquíes desde la invasión norteamericana en 2003.

Precedentes en Irán

No obstante, en una entrevista concedida por Salim hecha pública por la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, el portavoz de RLO denuncia una situación "particularmente hostil hacia los homosexuales".

A pesar de la existencia de un Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, amparado por las Naciones Unidas, son frecuentes las agresiones de este tipo en países de Oriente Medio, como Irak o Irán, donde se ha ahorcado a personas por "sodomía".