Una bomba que hizo explosión en un vehículo de la ONU ha dejado cinco muertos en la provincia afgana de Kandahar, según fuentes policiales.

Cuatro de los muertos eran nepalíes, según los primeros datos suministrados por la agencia Reuters. El otro fallecido es un hombre afgano, que conducía el vehículo.

La explosión se produjo en una calle principal de la ciudad de Kandahar, donde los ataques de la insurgencia talibán se están haciendo cada vez más frecuente en los últimos tiempos.

La ONU todavía no ha confirmado el número de muertes.

Ayer, nueve policías murieron a consecuencia de otro ataque en el país, que sufre un aumento de la violencia a consecuencia de las milicias talibanes.