El Gobierno local entregó ayer a la oposición los documentos que explican los cambios que los técnicos de urbanismo han introducido en el Plan Xeral, a petición de la Consellería de Política Territorial y los citará el próximo martes en el Consello de la Gerencia de Urbanismo para votarlo.

Ese día, el gerente de Urbanismo, Xavier Rivas, explicaría el porqué de los cambios a los diferentes grupos, pero la decisión no sentó nada bien a los portavoces de la oposición.
El socialista Mauricio Ruiz criticó con dureza el procedimiento ya que cree que el plazo dado por el Gobierno de Corina Porro es insuficiente para «conocer el alcance de las correcciones». Además, estima que con los tiempos que se manejan, no habrá tiempo para que se resuelva antes del 27-M.

Mientras, el nacionalista Xavier Toba se teme que «el resultado de las correcciones sean más injustas» que el documento inicial y el Partido Galeguista no lo votará, tal y como confirmó Soto.