Cuando comprobaron que no llevaba dinero le propinaron una paliza golpeando su cabeza con una botella, le bajaron los pantalones y le dieron varias patadas. La víctima, de 55 años, tuvo que ser trasladada al Xeral. Además, el viernes una mujer colombiana fue sorprendida al intentar robar prendas de una tienda de Urzáiz por valor de 136 euros y ese mismo día se produjeron varios robos en coches estacionados en la ladera de O Castro.