De los residentes atendidos, cuatro fueron hospitalizados, aunque dos ya han sido dados de alta. Continúan en el hospital los otros dos ancianos, mayores de 80 años. Los vómitos y la diarrea comenzaron el sábado por la mañana y ayer mismo se sumaron otros cuatro casos, con síntomas más leves, según informó la Junta.