Los taxis zaragozanos son de los más baratos de España, pero a cambio presentan carencias en sus servicios. Sólo el 3% de ellos permite el pago con tarjeta de crédito y únicamente 12 tienen adaptado el acceso a minusválidos. También escasean los vehículos con mampara (alrededor del 10%). Además, el servicio de localización a distancia (GPS) no está generalizado.

La flota actual en la ciudad es de 1.715 vehículos, pero sólo 50 tienen instalado el terminal que les permite el pago con tarjeta. Muchos taxistas, que al principio se interesaron en adaptarlo para la Expo, han cambiado de idea al enterarse de que deben abonar una comisión del 1,4% por factura y, además, asegurar un mínimo de servicios al mes.

«Un taxi no es una tienda y nunca sabes cuánta gente se va montar ni qué sistema de pago van a utilizar», comenta Víctor Ibáñez, uno de los pocos taxistas que ofrecen la posibilidad de abonar la carrera con tarjeta. Añade que desde mayo de 2006, fecha en la que comenzaron a funcionar la mayoría de los terminales, sólo ha cobrado tres servicios por vía bancaria, todos ellos a extranjeros que se dirigían al aeropuerto.

Los bajos precios de los trayectos favorecen el pago en efectivo. Zaragoza es la novena ciudad más barata del país y la primera si se tienen en cuenta sólo las grandes capitales. Un trayecto medio en ciudad (de 5 km) cuesta 4,54 € durante el día, frente a los 5,12 € que marca la media española. Y eso, a pesar de que la subida respecto a 2006 (6,78%) es muy superior a la media (4,29%).

El servicio a minusválidos (eurotaxi) es también deficiente. Las directrices europeas indican que en una ciudad como Zaragoza debería haber, al menos, 18 taxis adaptados. En la actualidad sólo funcionan 12 y durante el fin de semana esta cifra baja.

El escaso número de estos vehículos adaptados se debe sobre todo a la falta de subvenciones públicas. Estos coches cuestan el doble (36.000 €) y suelen averiarse antes (su vida útil ronda los 4 años). Además, se efectúan menos servicios diarios que en un taxi normal, ya que se invierten entre 15 y 20 min. en introducir o sacar las sillas de ruedas.

Lo mejor, llamar con tiempo

La Asociación de Radio-Taxis de Zaragoza recomienda que se realice una llamada telefónica a las estaciones de taxis si se requiere el servicio de un vehículo que permita pagar con tarjeta o de un eurotaxi, dado el reducido número de coches habilitados para estas funciones.