Trabajarán en «comunicación permanente». El Banco Andaluz de Células Madre y el equipo estadounidense de científicos que dirige el investigador José Cibelli intercambiarán datos y técnicas incluso «antes de que se publiquen».

Cibelli, que visitó ayer las instalaciones del centro granadino, es uno de los pioneros en la investigación de la reprogramación celular. Según explicó, el objetivo del trabajo conjunto entre ambos equipos será poder producir células que sean compatibles con el paciente. El reto será poder crearlas de una manera «rápida, efectiva y segura» a partir de la muestra de un determinado individuo. De esta manera no sería necesario solicitar embriones u óvulos para reprogramar.

Además, este acuerdo permitirá a los científicos de ambos equipos intercambiar conocimientos e incluso existirá la posibilidad de movilidad laboral entre ellos.

Casi en plantilla

Cibelli, que se ha incorporado recientemente como asesor al Programa Andaluz de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, consideró que la apuesta realizada por el Banco andaluz es única. El científico estadounidense confía en que se convertirá en uno de los centros de investigación «más importantes del mundo».

Por su parte, el director del banco, Pablo Menéndez destacó el potencial que tienen las células madre como herramienta biológica.