A partir del próximo mes de noviembre realizar apuestas sobre todo tipo de eventos deportivos será completamente legal en Euskadi. El Gobierno vasco abrirá el 2 de mayo el concurso para la adjudicación de licencias a tres casas de apuestas, dos años después de aprobar el Reglamento de Apuestas en la Comunidad Autónoma de Euskadi, que podría aportar a la Administración hasta dos millones de euros al año.

Será, de esta forma, la segunda comunidad, tras Madrid, en regular el juego, por ejemplo, a través de Internet o el teléfono móvil. Hasta ahora, aquí sólo estaba permitido jugarse el dinero en algunos deportes tradicionales, como la pelota.

«Es la noticia que estábamos esperando», comentó ayer a 20 minutos Javier Zozaya, secretario del consejo de administración del grupo vasco de apuestas Reta-Ekasa, que lleva cinco años preparándose para gestionar el juego en la comunidad. Esta empresa tiene pensado poner a disposición de los vascos todas las apuestas que permite el reglamento, que únicamente prohíbe el juego en eventos políticos, religiosos o en aquellos que atenten contra la dignidad de las personas.

Las licencias, que tendrán una vigencia de diez años, permitirán la apertura de 75 salas de apuestas (25 cada una), repartidas por los tres territorios, así como la colocación de 1.500 máquinas automáticas.

Invasión británica

Si hay un país experto en apuestas, ése es el Reino Unido. Desde que se conoció que en Euskadi se iba a permitir el juego, varias casas de apuestas británicas se han interesado en entrar en el mercado español a través de nuestra comunidad. La primera fue SSP, que hace siete años intentó incluir las apuestas en el catálogo de juegos permitidos por el Gobierno vasco.

Requisitos

Vascas: Las empresas deberán estar establecidas en Euskadi y contar con un capital de un millón de euros.

50 metros: Las salas de apuestas tendrán que tener como mínimo 50 metros de superficie y estar separadas por más de 150 metros.

Apuesta máxima: Cada apuesta tendrá un máximo de 600 euros, aunque el jugador podrá hacer las que quiera.