10 trabajadores de Zincsa se atrincheran en la sede del PSOE para no ir al paro
El presidente del comité de empresa de Zincsa (3º dcha.), junto con Ignacio Segado (centro). (J. C. Campoy).
Una decena de trabajadores de Española del Zinc (Zincsa) se colaron ayer por la fuerza en la oficina del candidato del PSOE a la Alcaldía de Cartagena, Ignacio Segado, y no se fueron hasta que consiguieron una cita con el organismo estatal Sepes.

Los empleados entraron armando alboroto, vaciaron un extintor en la antesala, amedrentaron a una limpiadora que se encontraba dentro y rompieron un cristal en el descansillo de la planta donde se ubica la oficina.

Llegaron entonces Ignacio Segado y su número dos, Teresa Rosique, y estuvieron reunidos más de una hora. Finalmente, el martes día 24 se plantará en Madrid el comité de empresa para forzar una reunión con Sepes si antes del lunes no son convocados de manera oficial.

El futuro de 243 de los 270 empleados de Zincsa depende de si se traslada o no al polígono de Los Camachos, donde hay 6,5 millones de m2 de terreno industrial disponibles. Zincsa tiene su sede en Torreciega y pone el traslado como condición para mantener al 90% de su plantilla.

Sin aval del Gobierno regional

José Daniel Martín, director del Instituto de Fomento de la Región de Murcia (INFO), dijo ayer que la Comunidad no pondrá dinero mientras Zincsa no cuente «con suelo y con un proyecto empresarial». Se refiere a los 13 millones de euros que la empresa pidió el pasado jueves como aval al Gobierno regional para comprar materia prima y seguir produciendo.