Rajoy y Sánchez
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ante el Palacio de la Moncloa. EFE

El PSOE ha advertido este jueves al Gobierno y al PP de que no negociará ninguna reforma de la ley electoral antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas de mayo, y en el caso de que el PP "se empeñe" en llevarla a cabo pondrá en cuestión su participación en el acuerdo sobre regeneración democrática. Así lo han apuntado fuentes socialistas tras la reunión que han mantenido el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y el portavoz del PP, Alfonso Alonso, con el nuevo portavoz socialista, Antonio Hernando.

El PSOE no va a negociar ningún cambio en la ley electoral antes de los comicios de mayo de 2015 En esta reunión se ha acordado que la reforma electoral se negocie en una mesa de partidos, y no dentro del diálogo parlamentario para aprobar las medidas de regeneración democrática. Según las mismas fuentes, ha sido el PSOE el que ha pedido sacar del diálogo parlamentario sobre regeneración democrática la discusión sobre la reforma electoral.

Los socialistas advierten, además, de que cuando sean convocados a la citada mesa de partidos acudirán sólo para decir que no van a negociar ningún cambio en la ley electoral antes de los comicios de mayo de 2015.

En el momento en el que el Gobierno ha aceptado que haya dos ámbitos distintos para negociar, ambas partes han coincidido en su voluntad de llegar a un gran pacto de regeneración democrática antes de que acabe el periodo de sesiones.

Dicho pacto englobaría los dos proyectos de ley del Gobierno que están ya en el Congreso sobre el control financiero de los partidos y las obligaciones del alto cargo, además de una proposición de ley, que esperan se pacte entre todos los grupos, que incluiría medidas como la limitación de aforados u otras propuestas que se acuerden. Populares y socialistas se han dado de plazo hasta diciembre para alcanzar ese gran pacto.

En cualquier caso desde el PSOE se insiste en que su participación en las medidas de regeneración se pondría en cuestión si el Partido Popular se "empeña" en reformar la ley electoral antes de los comicios de mayo. Si eso llega a pasar, "se cuestiona todo", han advertido las mismas fuentes.