Las autoridades colombianas hallaron este lunes, encerrados bajo llave en una finca del municipio de Zipaquirá, a un total de 101 ciudadanos chinos, al parecer víctimas de una red de trata de personas, informaron fuentes oficiales.

De los 42 chinos encerrados en La Mariela, 21 tenían caducado el permiso de estancia en el país
El secretario de Gobierno de Zipaquirá, Edgar Torres, precisó a periodistas que, por denuncias ciudadanas, las autoridades detectaron la presencia de los ciudadanos de la República Popular China concentrados en una finca de la zona rural conocida como La Mariela (42) y en Campo Ancho (otros 59) y advirtió que todos ellos estaban en delicadas condiciones de hacinamiento.

"Una vez nos informaron, hicimos lo pertinente con la policía para asegurar el perímetro y cuando intentamos ingresar nos llevamos la sorpresa de que estos ciudadanos estaban bajo llave", añadió Torres.

Las autoridades de Zipaquirá alertaron al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), a los servicios de inmigración, y a la Fiscalía General.

De los 42 chinos encontrados en la zona rural de La Mariela, 21 tenían caducado el permiso de estancia en el país.

En otras ocasiones, y en distintas ciudades colombianas, se han descubierto casos similares de ciudadanos chinos que aguardan visados de ingreso a otros países, generalmente falsificados, que les ofrecen organizaciones de trata de personas.