Leyre Valiente: "A mí me es imposible vender una camisa por 10 euros, no salen las cuentas"

  • Con solo 29 años, Leyre Valiente debutará el próximo lunes en la sección oficial de la Mercedes Benz Madrid Fashion Week.
  • Desde allí, homenajeará a las mujeres androides del cine y la literatura.
  • En el mismo escenario, Roberto Torretta, con 31 años de experiencia y varias 'Pasarela Cibeles' a sus espaldas, da una visión diferente de la moda.
La diseñadora Leyre Valiente, lista para la Madrid Fashion Week.
La diseñadora Leyre Valiente, lista para la Madrid Fashion Week.
Archivo

En apenas un par de años Leyre Valiente ha pasado de ser becaria en los talleres de Yono Taola, Alexander McQueen o Loewe, a ser invitada por la Mercedes Benz Madrid Fashion Week para exhibir su propia colección de moda dentro del programa oficial. En su debut en la feria, previsto para el lunes 15, promete presentar una realidad retrofuturista de Galateas tecnológicas, aires steam punk y apliques que imitan microchips.

¿Qué aporta la juventud a la moda?

Las ganas de investigar en nuevas estructuras y de buscar otras formas de expresión.

¿También varían las fuentes de inspiración?

En mi caso, la colección gira en torno a Olympia, un personaje de un cuento de E. T. A. Hoffmann. Se trata de una autómata de quien un estudiante se enamora perdidamente. Estéticamente bebe de películas de ciencia ficción como Tron y Evangelion, de los exoesqueletos que aparecen en el videojuego Halo y del Art Nouveau de Alfons Mucha.

¿Y cómo se traduce eso en tela?

Sobre todo a través de las texturas y las aplicaciones de metal.

¿Actualmente lo más fashion es lo antifashion?

Sobre eso bromeaba hace poco en Facebook. Me reía de una nueva tendencia: el normcore. Consiste en tratar de forzar un estilo de vestir supernormal, pero que en realidad no lo es. Los que lo practican no se ponen los primero que ven en el armario como quieren aparentar, sino que cuidan mucho su look. Me parece desternillante.

Sobre la pasarela tambien ocurren cosas extrañas... y desfilan modelos poco ponibles, ¿no cree?

En ocasiones uno realiza un vestido espectacular que sabe que no va a vender pero que logra crear un deseo entre un grupo de personas que luego pueden comprarte otra prenda más sencilla. Diseñando esos trajes más raros y menos ponibles es cuando me lo paso mejor porque es un ejercicio de creatividad. Y esos trajes, aunque no se vendan, pueden lucirse en estrenos de cine, conciertos, videoclips...que son una promoción importantísima.

¿Los españoles somos poco atrevidos a la hora de vestirnos?

La moda española es bastante conservadora. Todavía sufrimos un cierto retraso cultural respecto a otros países europeos. Cuando uno tiene cultura visual  suele ser más arriesgado y creativo vistiendo que cuando uno no la tiene.  Por ejemplo, en cualquier barrio de Nueva York puedes pasear con unas orejas de conejo puestas en la cabeza y nadie te va a mirar; aquí en seguida te preguntarían dónde vas con eso. Somos menos abiertos.

¿Qué es lo último que se compró en una tienda de ropa?

Unas sandalias, en Zara.

¿Su negociado no le impide entrar en esas cadenas textiles?

Las tiendas de 'fast fashion' (prendas de fabricación rápida que se compran en los grandes almacenes) son algo así como los  Burger King de la moda: forman parte de la evolución de nuestra sociedad y son hasta necesarias. No me parece mal que existan aunque sí es problemático cuando la gente empieza a creer que lo normal es que una prenda cueste 10 euros y que si tú la vendes a un precio mayor es porque te crees Chanel.

¿Y por qué hay esas diferencias de precios tan abismales entre unos y otros?

La cantidad es clave: si en vez de hacer cuatro copias de un vestido haces cuatro millones y si encima las fabricas en cadena en Tailandia o China, donde los empleados viven en un camastro en la misma fábrica, los precios bajan. En cambio, si empleas a costureras experimentadas del primer mundo y pagas sueldos del primer mundo y compras tejidos del primer mundo, todo se encarece. A mí, por ejemplo, me es imposible vender una camisa por 10 euros, no me salen las cuentas.

¿La Madrid Fashion Week es clásica o moderna para usted?

Es como un lienzo en blanco y lo suficientemente aséptica y elegante como para que tú le pongas la personalidad que quieras. Está muy bien organizada.

¿El desfile más revolucionario de la feria sería aquel que contratara a modelos con medidas cercanas a las de la media española?

Hay un problema: hay que hacer las prendas con una talla y con frecuencia no hay tiempo para que las modelos se las prueben antes del desfile. La carne fluctúa y cuanta más carne tengan las modelos, es más difícil adaptarles una prenda porque una puede tener más tripa, otra más culo y otra, más cadera. Sería necesario hacer los trajes a medida para que sentaran realmente bien. Cuando las modelos tienen tallas tan pequeñitas, las fluctuaciones son pequeñas. Además, no me preguntes por qué, a la gente le gusta ver a gente estilizada, igual que nos gusta ver a Angelina Jolie y esta no es una mujer media de la calle. A la gente le gusta soñar.

La primavera-verano 2015 que propone Leyre Valiente:

BocetoLa diseñadora propone un look androide en el que abundan el neopreno, los tejidos armados de algodón que componen formas similares a las de los exoesqueletos, plisados como mazos de cables y sedas con aplicaciones de latón que imitan microchips.

Biografía

Tiene 29 años. Tras estudiar Comunicación Audiovisual, ingresó en el Instituto Europeo di Design, donde obtuvo el premio a la mejor colección de lujo. Desde entonces, ha pasado por los talleres de Alexander McQueen, Yono Taola y Loewe. En 2012 pisó por primera vez la Madrid Fashion Week, en el espacio de EGO, para dar a conocer su primera colección completa: Chimaera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento