Israel se paraliza mientras suenan las sirenas que recuerdan el Holocausto

  • Dos minutos de homenaje silencioso en los que el país se paralizó.
  • A lo largo del día se conmemoró con varios actos la muerte de seis millones de judíos.
  • Un tercio de los supervivientes viven en situación de pobreza.
Israel se paralizó hoy ante sonido de las sirenas en señal de respeto y solidaridad con las víctimas del Holocausto.
Israel se paralizó hoy ante sonido de las sirenas en señal de respeto y solidaridad con las víctimas del Holocausto.
EFE

Israel se paralizó el lunes durante dos minutos en los que sonaron las sirenas para recordar a los seis millones de víctimas del Holocausto, mientras en colegios y centros culturales se convocaron actos en su memoria.

A las 10.00 hora local se pararon en el país todas las actividades, los viandantes se detuvieron y los conductores se bajaron de sus vehículos al escuchar el ulular de unas sirenas que sólo se activan en situaciones de alarma máxima, como el estallido de una guerra.

A lo largo del día, diversos actos y ceremonias en los cementerios mantuvieron vivo el recuerdo de los seis millones de judíos que perdieron la vida en los guetos y campos de concentración del régimen nazi entre 1939 y 1945, en una política destinada a poner fin al judaísmo europeo por medio de un macabro plan conocido como la "Solución Final".

Las fuerzas de seguridad se hallaban en estado de alerta máxima y los palestinos de la franja de Gaza y Cisjordania tenían prohibido entrar en Israel, como es habitual en todas las festividades judías por temor a atentados.

Judíos, de Auschwitz a Birkenau

También el lunes, aunque fuera de Israel, unos 6.000 judíos participaron en la 'Marcha de los Vivos' recorriendo en silencio los tres kilómetros que separan el campo de concentración de Auschwitz y el centro de exterminio de Birkenau, donde murió un millón de personas.

El Día del Holocausto se inició en la noche del domingo con una ceremonia en el Museo de Yad Vashem, en la que seis supervivientes de esta tragedia encendieron seis antorchas, una por cada millón de judíos asesinados por los nazis.

La jornada de luto concluyó esta noche al aparecer las primeras estrellas sobre Jerusalén cuando en la explanada del Yad Vashem (Museo del Holocausto) un grupo de personas escogidas por sus orígenes y méritos enciendan doce antorchas, una por cada antigua tribu bíblica de Israel.

En Israel residen actualmente unos 250.000 supervivientes del Holocausto, el 73% de ellos con una edad superior a los 76 años, de los que cada día mueren unos treinta.

Un tercio de los supervivientes son pobres

Su precaria situación es, precisamente, motivo de debate en esta jornada y el domingo, a unos centenares de metros del museo, varios jóvenes se manifestaban con pancartas para reclamar mayor apoyo económico e institucional para ellos.

Según el presidente del Centro de Organizaciones de Supervivientes del Holocausto, Noach Flug, un tercio de los supervivientes (unos 80.000) son oficialmente pobres, la mayoría de ellos de origen soviético que no reciben compensaciones de Alemania.

La cifra es aún mucho mayor (180.000) de los que no obtienen ningún tipo de ayuda estatal, apuntó un representante del Ministerio de Finanzas en una sesión de la Kneset (Parlamento israelí) ayer en la que el ministro de Bienestar Social, Isaac Herzog, anunció la formación de un equipo para revisar la política gubernamental hacia los supervivientes.

Herzog aseguró que este órgano vigilará en detalle sus necesidades y propondrá cambios en la legislación al respecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento