Un preso pendiente de extradición a España se fuga de la cárcel en helicóptero ayudado por dos compinches

  • El fugado, Erik Ferdinand, era conocido por delitos de estafa, falsedad documental y robo, y estaba en una cárcel belga.
  • Sus dos compinches tras mostrar una granada de mano, obligaron al piloto a sobrevolar la prisión para identificar a Ferdinand.
  • Cuando el helicóptero aterrizó, los tres huyeron en un vehículo estacionado allí previamente.

Un recluso francés de una cárcel próxima a Lieja (este de Bélgica), que estaba pendiente de extradición a España, se evadió el lunes ayudado por dos compinches que aterrizaron en el patio del centro penitenciario con un helicóptero a cuyo piloto secuestraron minutos antes.

El evadido, Erik Ferdinand, de 33 años, era conocido por delitos de estafa, falsedad documental y robo, y meses atrás se había fugado en Girona durante la reconstrucción de unos hechos, según informó una agencia Belga.

La fuga en la prisión de Lantin se inició cuando los compinches del preso se presentaron ante el piloto y el instructor de vuelo de un helicóptero en el helipuerto de Saint-Trond, con intención de llevar a cabo supuestamente un bautismo del aire.

Una vez en el aparato, y tras mostrar una granada de mano, obligaron al piloto a sobrevolar la prisión para identificar a Ferdinand, vestido con llamativos colores, y luego a aterrizar en el patio, donde había unos 80 presos en ese momento.

Tras recoger al fugado, el helicóptero despegó y se posó a apenas unos centenares de metros, en las proximidades del polígono industrial de Alleur, desde donde se cree que los tres hombres huyeron en un vehículo estacionado allí previamente.

Tras la espectacular fuga, la ministra de Justicia, Laurette Onkelinx, ha anunciado la apertura de una investigación administrativa y judicial para aclarar los hechos, mientras la Policía ha iniciado una operación para dar con el paradero de los tres hombres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento