La diplomacia catalana lamenta las "presiones constantes" de las embajadas españolas

  • Han aumentado desde el anuncio de la fecha y la pregunta de la consulta.
  • Lo asegura el secretario general del Consell de Diplomàcia Pública de Catalunya.
  • No suelen denunciarlo para no poner en un aprieto a las instituciones con las que colaboran pero a veces son ellas las que lo hacen público.
  • La editorial y el traductor de Sánchez Piñol denunciaron la anulación de la presentación de la novela Victus.
El secretario general del Consell de Diplomàcia Pública de Catalunya (Diplocat), Albert Royo, en una conferencia en la Universidad de Ginebra (Suiza).c
El secretario general del Consell de Diplomàcia Pública de Catalunya (Diplocat), Albert Royo, en una conferencia en la Universidad de Ginebra (Suiza).c
ACN

El secretario general del Consell de Diplomàcia Pública de Catalunya (Diplocat), Albert Royo, ha lamentado este miércoles las "presiones constantes" del Ministerio de Exteriores y las embajadas españolas en los actos que programa la institución catalana y que han aumentado desde el anuncio de la fecha y la pregunta de la consulta.

En una entrevista de Catalunya Ràdio, ha explicado que no suelen denunciarlas públicamente para "no poner en una situación delicada" a las instituciones con las que organizan actos, principalmente universidades y think tanks extranjeros, auque en ocasiones son estas entidades las que las señalan.

Royo ha puesto como ejemplo la anulación de la presentación de la novela Victus, de Albert Sánchez Piñol, en el Instituto Cervantes de Utrecht, de la que alertaron la editorial holandesa y el traductor de Sánchez Piñol.

Se ha mostrado "sorprendido de que estuvieran dispuestos a cancelar el acto" de Victus, pero ha comentado que la presencia entre el público de un miembro de la embajada española en la presentación de la novela que había organizado el Diplocat anteriormente entra dentro de las prácticas habituales de la embajada.

Royo ha precisado que el Diplocat suele invitar a la embajada a participar en todos los actos, pero ésta declina la invitación y "en la mayoría de casos empiezan las presiones" sobre la institución que acoge el acto, llegando a coaccionar a cada uno de los participantes, como ocurrió en un acto de la Universidad de Lisboa, ha agregado.

Así, ha asegurado que en la mayoría de actos "la embajada de turno envía a un representante que toma la palabra desde el público, no para hacer una pregunta, sino para hacer una explicación de unos diez minutos sobre la posición del Estado español".

Royo ha destacado que no se ha hablado de estas presiones con Exteriores porque las niegan, y ha detallado que en ocasiones son "muy sutiles y es muy difícil tener pruebas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento