Este Madrid no existe

  • Una publicación del Instituto de Estudios Madrileños recoge los grandes proyectos monumentales de la capital que no llegaron a ver la luz.

Un globo terráqueo colosal se alza en medio del parque del Retiro. Mide más de 300 metros de altura: 50 más que la torre más alta de las que se están construyendo ahora en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Mirarlo da vértigo: la bola metálica tiene 200 metros de diámetro y está coronada por una carabela Santa María a tamaño natural.

Fue construida en 1892 para conmemorar el cuarto centenario del descubrimiento de América... O así habría sido si el proyecto, obra del arquitecto Alberto de Palacio Elissague, no se hubiera abandonado por falta de presupuesto.

95 proyectos nonatos

Este monumento es uno de los 95 que Luis Miguel Aparisi recoge en su estudio Iconografía madrileña inconclusa, publicado en el volumen XLV de los Anales del Instituto de Estudios Madrileños.Monumento a Carlos III

La obra es un viaje por el Madrid que pudo haber sido y no fue. Una ciudad en la que la prolongación de la Castellana alberga desde 1915, en vez de pisos y oficinas, "un monumento colosal a Alfonso XIII, con cascadas de agua que caerán desde una altura de un séptimo piso formando una gran bóveda de agua" y un jardín "muy rico en fuentecitas y bustos de hombres célebres", en palabras del autor del malogrado proyecto, también Alberto de Palacio.

En la Ciudad Universitaria, junto al barrio de Argüelles, el arquitecto Luis Moya diseñó, entre los años 1937 y 1938, un proyecto de "basílica-centro cívico piramidal" que finalmente no llegó a ver la luz.

Un monumento ideado por Goya en honor a las víctimas del Dos de Mayo en la pradera de San Isidro (en la foto de abajo) y una estatua de Carlos III (en la foto de la derecha) ante la Puerta de Alcalá son otros de los monumentos que pueden visitarse en este Madrid de universo paralelo.

Dos de Mayo por Goya
Mostrar comentarios

Códigos Descuento