La primavera incrementa las consultas por depresión

Es la época del año que más afecta a los que sufren cuadros depresivos. El mal del siglo xxi ataca, sobre todo, a mujeres de mediana edad. No hay que confundirla con la astenia.
Los cambios estacionales son especialmente proclives a la depresión. La llegada del otoño, pero sobre todo de la primavera, vuelve mucho más vulnerables a quienes sufren patologías afectivas, ya sean depresivas o cuadros de euforia. En estos días, las consultas de los médicos se llenan de pacientes que se sienten apáticos, cansados y «sin ganas de nada».Y son las mujeres de mediana edad las más vulnerables. Por cada hombre depresivo, tres mujeres sufren esta enfermedad.

Manuel Lubián, presidente de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC), explica que «esta época afecta más a los pacientes que están deprimidos, aunque tengan un tratamiento que funcione bien el resto del año».

Pero existe una explicación. Según argumenta Lubián, el cerebro produce una hormona que es la responsable del estado de ánimo.  «El tratamiento antidepresión reestructura los niveles de esa hormona en aquellas personas que lo tienen descontrolado». Sin embargo, con la llegada de la primavera, al haber más horas de luz, el cuerpo segrega más hormonas de este tipo y el equilibrio conseguido con las píldoras vuelve a descompensarse.

Enfermedad oculta

Lo malo de las depresiones o las recaídas que se dan en primavera es que pueden confundirse con la llamada astenia primaveral, que no es una enfermedad.

Antonio Higueras, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, cree que hay veces en la que «el cansancio crónico» con el que se manifiesta la astenia puede encubrir una depresión y no tratarse bien. Además, «si hay casos de depresión en la familia hay más riesgo de padecerla», asegura Higueras.

Más jóvenes y más ancianos

La depresión afecta al 12% de la población. Y según Antonio Higueras, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Virgen de las Nieves, crecen los casos en niños y ancianos. A edades tempranas se puede manifestar con falta de rendimiento. En los mayores responde a una cuestión demográfica; son más vulnerables a esta enfermedad y cada vez hay más ancianos.

4 preguntas sobre...

La astenia primaveral

1 ¿Qué es la astenia primaveral? Según el jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, Antonio Higueras, se trata de un estado de debilidad continuo. Sin embargo, «no es una enfermedad», aclara Manuel Lubián, presidente de la SAMFYC.

2 ¿Cómo se manifiesta? Ambos facultativos coinciden en que se trata de un cansancio extremo. Higueras añade que la persona que sufre astenia tiene dificultad para tomar decisiones, está bajo de ánimo y «sin ganas de nada».

3 ¿Qué se puede hacer para combatirla? Higueras aclara que se trata de una afección benigna y pasajera que se puede contrarrestar con la ingestión de café, té o bebidas refrescantes. Lubián va un poco más lejos y anima a quienes la sufran a practicar algo de deporte para sudar un poco y sentirse cansados de verdad. Basta con caminar a paso ligero.

4 ¿Tiene algún peligro? El mayor problema de la astenia es que se puede confundir con una depresión en fase inicial o recaída, según Higueras. Y esto sí requiere tratamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento