La cita de don Felipe y doña Letizia para visitar el Museo Picasso Málaga (MPM) estaba prevista para este viernes a las 19.30 horas, pero antes incluso de las 18.00 horas varios malagueños y curiosos ya estaban agolpados en las inmediaciones de la calle San Agustín para recibir a los Reyes con vítores, aplausos y más de una 'selfie'.

Los Reyes de España han llegado al lugar casi puntuales, rondando las 19.35 horas, y en el camino a pie que han hecho desde calle Císter —donde el coche les ha dejado— hasta el Palacio de Buenavista no han dejado de saludar a los centenares de personas que se han acercado hasta allí para lograr una fotografía de alguno de los dos en su primera visita a Málaga como monarcas.

No han sido los únicos que se han acercado hasta el lugar, pues al bajar del coche —justo en frente de la Catedral malagueña— les esperaban varias autoridades, entre las que destacan la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria; el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre.

Junto a ellos han hecho el camino hacia la puerta del museo. Un paseo protagonizado por las cámaras de fotos, que querían tomar una instantánea de este "momento histórico", tal y como ha relatado uno de los muchos vecinos que se habían acercado hasta allí. Una fotografía que, en muchos casos, han conseguido, haciendo que fueran los propios monarcas los que se tomaran un 'selfie' con ellos.

Poco antes, junto a la iglesia de San Agustín, esperaba una niña de 12 años con una biznaga y una carta para la Reina, "quiero que hable con Susana Díaz para que le devuelva el trabajo a mi mamá", explicaba mientras esperaba la llegada de los monarcas.

Y así, con vítores de "viva el Rey, vivan los Reyes" y varias banderas de España de diferentes tamaños ondeando a su paso, los monarcas han entrado al museo, donde han podido ver, durante algo menos de una hora, la colección permanente de la pinacoteca.

"Como persona lo queremos mucho —al Rey—, hemos compartido muchas cosas con él", comentaba otro de los vecinos mientras, apoyado en una valla protectora, esperaba la salida de los monarcas del MPM al lado de un chico de Pekín que contaba orgulloso cómo se había hecho un 'selfie' con don Felipe. "Quería verlos, ¿por qué no?", reía.

Y no eran los únicos, centenares de curiosos han esperado hasta la salida de los Reyes del MPM para hacerse la ansiada foto que antes habían perdido. Muchos de ellos han ido a propósito hasta el lugar, pero otros lo habían encontrado, como una familia de Barcelona que, cuando iba a visitar la Catedral, se ha topado con la visita "y hemos aprovechado", contaban.

Algo así le ha ocurrido a otra vecina, esta vez malagueña, que se acercaba hasta la calle San Agustín para ir a misa, "pero me encantan los Reyes, así que me he quedado aquí", ha dicho mientras sacaba su móvil del bolso y lo preparaba para la ocasión.

El Rey, con corbata azul, y la Reina, con vestido negro y el cabello recogido, se han acercado hasta los vecinos tanto al entrar al museo como al salir, momento en el que también han asegurado que la colección les había gustado "mucho".

Así lo han dicho mientras trataban, sin dejar de saludar, de seguir avanzando entre una multitud de, también, policías que velaban por su seguridad. El coche les esperaba en el mismo sitio, junto a la Catedral, para llevarlos al Museo Automovilístico para la cena inaugural del XIX Foro España-Estados Unidos, siguiente parada de su primera visita a Málaga, esta vez como Reyes.

Consulta aquí más noticias de Málaga.