El presidente del Principado, el socialista Javier Fernández, ha valorado este viernes durante la gala de entrega de las Medallas de Asturias 2014 la identidad "abierta e inclusiva" de los asturianos.

"Cuando, en otras comunidades, el independentismo se ha convertido en un puerto refugio de ansias y frustraciones, los asturianos sabemos reconocernos en una identidad abierta e inclusiva. Como los ciudadanos de otras comunidades autónomas, también nosotros sufrimos problemas, múltiples problemas, propios de los tiempos que vivimos, pero hemos conseguido evitar que se canalicen hacia un grito colectivo de impotencia", ha señalado en su intervención durante el acto organizado en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo.

Asimismo, ha incidido en que se ha encontrado "una buena manera de celebrar nuestra festividad" ya que, pese a no ser del gusto de se ha conseguido convertir estos actos, y todos los que acompañan al Día de Asturias, "en una celebración en la que la inmensa mayoría puede sentirse cómodo".

"Me alegro, ciertamente, y hoy es un buen día para expresarlo, de que la frustración no haya derrotado jamás a Asturias", ha resaltado el jefe del Ejecutivo autonómico dirigiendo unas palabras de elogio a la trayectoria de cada uno de los galardonados con las Medallas de Asturias de este año: el padre Ángel, el recientemente fallecido Manuel Fernández 'Lito', La Fundación Sanatorio Adaro, María Ángeles Gil, Tomás Casado, José Ramón Badiola y Luis Serrano Quesada.

Con todo, el presidente a agradecido su aportación a la sociedad asturiana. "Sintámonos orgullosos, abiertamente orgullosos, de quienes premiamos. No seamos rácanos ni timoratos con quienes merecen el reconocimiento público; al contrario, sepamos que al distinguirlos con actos como el de hoy -y aunque les incomodemos, les robemos tiempo y tranquilidad- contribuimos a hacer una Asturias mejor", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.