El Partido Popular de Granada ha anunciado que promoverá el veto cívico a la propuesta de la Junta de Andalucía de dar el nombre del doctor Alejandro Otero al nuevo hospital del PTS y ha calificado de "cacicada y de desprecio a la voluntad de Granada" la decisión del gobierno de Andalucía, en palabras del parlamentario andaluz Vicente Valero.

"Es una más de las imposiciones socialistas sevillanas a Granada que no respeta la sensibilidad de la sociedad granadina que en ningún caso elegiría ese nombre para el nuevo hospital", ha dicho en un comunicado Valero, para quien "con esa propuesta, el PSOE y la Junta de Andalucía se pretenden mofar de los granadinos y quieren demostrar, otra vez, que pueden hacer con Granada lo que a ellos les venga en gana".

"Sin entrar en su valía como médico", el Partido Popular ya había rechazado a principios de julio el nombre de Alejandro Otero "por su militancia socialista y por haber sido subsecretario de armamento durante la Guerra Civil", algo que "torticeramente la Junta pretende obviar cuando habla del doctor Otero".

Ahora, Valero ha reiterado ese rechazo porque "el único objetivo que tiene el PSOE al poner su nombre en la fachada es satisfacer sus obsesiones ideológicas de devolver a Granada a principios del siglo XX como si de nada hubiera servido la Constitución del 78".

"El PSOE y la Junta quieren convertir el hospital del PTS pagado por todos los andaluces en un monumento megalómano a su visión sesgada, profundamente ideologizada y retrógrada de Andalucía", ha dicho Valero

Por ello, el Partido Popular ha vuelto a proponer el nombre del doctor Federico Olóriz para el centro "por su incontrovertible prestigio internacional como médico y como antropólogo y por ser la más importante figura que ha dado la medicina granadina, no solo desde el punto de vista local, sino mundial, sin otras consideraciones ligadas a la militancia política o ideológica".

En todo caso, los populares han reclamado que sean los colectivos médicos y académicos de la provincia, como los colegios profesionales o las facultades, los encargados de adoptar una decisión definitiva "despolitizada y desideologizada y basada sólo en un criterio profesional y de prestigio".

"Y si no es así", ha dicho Valero, "propondremos a los ciudadanos de Granada un veto cívico y el rechazo al nuevo nombre como protesta ante una nueva imposición dirigida desde los cuarteles generales del PSOE en Sevilla".

En todo caso el PP de Granada ha reclamado a la Junta de Andalucía, como ayer hizo el presidente regional, Juanma Moreno, "la inauguración inmediata y completa", del centro, "que es lo que de verdad importa e interesa a los granadinos" y ha retado a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez, a que explique "la verdadera razón del retraso del equipamiento", en lugar de venir a Granada a anunciar "un nombre polémico y caprichoso para un hospital que ni siquiera tiene quirófanos ni camas".

Consulta aquí más noticias de Granada.