El curso escolar arranca en Madrid con libros nuevos, falta de ayudas y caos organizativo

  • La reforma educativa aprobada por el Partido Popular ha modificado los contenidos de las asignaturas en 1º, 3º y 5º de Primaria.
  • Más de 59.000 familias se quedarán sin beca de comedor a pesar de que el Gobierno regional ha aumentado el presupuesto.
  • La Consejería de Educación vuelve a contratar docentes por días ante la falta de manos para corregir los exámenes de septiembre.
Estructura sin terminar del futuro colegio público bilingüe Margaret Thatcher, en el distrito de Barajas de Madrid capital. Las obras deberían haber concluido el año pasado.
Estructura sin terminar del futuro colegio público bilingüe Margaret Thatcher, en el distrito de Barajas de Madrid capital. Las obras deberían haber concluido el año pasado.
JORGE PARÍS

Falta de previsión, descontrol y caos organizativo. Este es el panorama que, según profesores, padres y alumnos, padecen los centros públicos apenas horas antes de que arranque el curso 2014/2015. Con las clases encima (9 de septiembre para los colegios y 10 y 11 de septiembre para los institutos) la comunidad escolar denuncia que la gestión de la Consejería de Educación y la implantación de la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Enseñanza (LOMCE) van a retrasar durante días el inicio efectivo de las clases.

El primer problema, señala la Asociación de Directores de Instituto (Adimad), es que el calendario de Secundaria es "imposible de cumplir" porque los docentes no dan abasto para corregir los exámenes de septiembre, que concluyeron la semana pasada.

Como en los dos últimos cursos, la Administración ha contratado a profesores por días para intentar solucionar el 'atasco'. "Me dieron de baja en verano para no pagarme. Ahora, me han dado de alta durante una semana para corregir mis exámenes y los de mi compañera, es decir, de alumnos de los que ni siquiera conozco su progresión", se lamenta Rafael, uno de los afectados.

Virginia Fernández, UGT, recuerda que el desbarajuste se extiende a las escuelas oficiales de idiomas: "Están desbordados porque no tienen personal suficiente para hacer las pruebas a los que se presentan por libre, que han pagado 100 euros de tasas".

A esto hay que añadir que centenares de interinos y funcionarios en expectativa aún no han pisado sus centros, ya que Educación no publicó las listas definitivas de destino hasta el pasado viernes, tres días antes del inicio de las clases.

El departamento que dirige Lucía Figar garantiza que todos los profesores estarán en sus aulas este martes, pero los profesionales no lo tienen claro. "Desconocemos con qué plantilla vamos a contar. Tampoco tenemos aprobados los horarios ni sabemos el número definitivo de alumnos", advierten desde Adimad. "Las instrucciones de inicio de curso de la FP Básica llegaron la comienzos de la semana pasada. Apenas va a haber cinco días laborables para organizarse", añade Isabel Galvín (CC OO).

¿Dónde llevo a mi hijo?

Los colegios de Primaria también sufren la falta de efectivos, con el agravante de que aún hay familias que no saben dónde irán sus hijos. Este es el caso del Arcipreste de Hita de Fuenlabrada, donde los padres de 19 alumnos se niegan a que sus chavales sean trasladados. Dos meses de acampada no han servido para que la Comunidad abra una segunda aula de Infantil. "El martes haremos un pasacalles. Si hay libertad de elección, quiero que mi niño vaya al cole que hay debajo de mi casa y no a otro a un kilómetro", protesta Juan, uno de los padres que encabeza las manifestaciones.

En el distrito de Barajas, los 30 escolares del Margaret Thatcher tiene claro que seguirán desplazados en el Calderón de la Barca, ya que su colegio, que debía entrar en funcionamiento en septiembre de 2013, no está terminado por "dificultades técnicas" de la empresa constructora. "Mientras, el Ayuntamiento ha donado unos terrenos para un centro privado concertado, que en tiempo récord ha iniciado las obras para comenzar el curso en septiembre", denuncia el presidente del AMPA, Carlos J. Fernández.

La Comunidad estrena este ejercicio tres colegios de Infantil y Primaria y tres institutos de Secundaria. Los nuevos centros estarán en Arganda del Rey, Colmenar Viejo, Navalafuente, Las Rozas, Leganés y Daganzo. CC OO reclama la construcción de otros seis institutos solo en Madrid por falta de plazas en los distritos de Arganzuela, Barajas, San Blas, Vallecas, Vicálvaro y Villaverde.

Llega la LOMCE

El otro quebradero de cabeza de las familias lo constituyen los libros. El Ejecutivo autonómico ha cambiado los contenidos del currículo de 1º, 3º y 5º de Primaria para adaptarlos a la LOMCE. Este año, los alumnos aprenderán una historia más "patriótica" y "sin localismos" y se someterán a una hora más de Lengua y Matemáticas a la semana a cambio de restarle tiempo a la Gimnasia y la Educación Artística.

Educación ha sugerido a los centros que completen los volúmenes del año pasado con materiales propios para ahorrar, pero estos han hecho uso de su libertad de elección, lo que ha dado lugar a agravios comparativos.

"Los editores han sacado manuales nuevos de Matemáticas, Lengua, Inglés, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. Hay colegios de Getafe o Madrid capital, por ejemplo, que han obligado a comprar los nuevos y otros que no. En algunos, ni siquiera los usan en esta etapa. Es inexplicable que los equipos directivos decidan algo que repercute en el bolsillo de las familias. La libertad con desigualdad es mala gestión", critica la FAPA Giner de los Ríos.

Educación admite que cada hogar puede llegar a gastarse más de 200 euros por niño solo en estos materiales. Por eso, ha incrementado hasta los 6 millones de euros (+20%) el presupuesto para los bancos de libros reutilizables, que ya cuentan con 700.000 ejemplares. Los sindicatos, sin embargo, hablan de "parche". " Las familias están muy mal y no llega para todos. Además, los niños necesitan material, cuadernos, pinturas... El año pasado ya hubo chavales que empezaron sin lo necesario", apuntan desde UGT.

Falta de ayudas

Las reducciones en el precio del comedor también se quedan cortas. El Ejecutivo autonómico destina este año 27 millones de euros (+35%) que se repartirán entre 62.000 alumnos. En el curso 2009/2010, antes de que Esperanza Aguirre eliminase las becas y obligase a los usuarios a pagar una parte del servicio, había 121.000 beneficiarios, casi el doble.

El precio del comedor para los que no gocen de ayudas se mantiene en 4,87 euros. Educación también ha congelado el precio de las tasas universitarias (30,3 euros por crédito de media), de las escuelas infantiles (entre 80 y 320), de las escuelas de idiomas (250 euros) y de las enseñanzas de música y danza (550 euros), una medida obligada toda vez que el IPC de agosto se mantuvo en valores negativos (-0,5%). Todos estos precios sufrieron 'tarifazos' de hasta el 60% en ejercicios precedentes.

En el caso de la FP Superior, Educación ha prometido que las becas pasarán de 11 a 22 millones y de 2.451 a 6.000 beneficiarios para poder paliar la subida de precios acordada en 2013: de 36 a 360 euros de media.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento