El presidente de la Federación Andaluza de Urbanismo y Turismo Residencial, Ricardo Arranz, ha pedido que "prime el sentido común", que, a su juicio, "apunta a que se termine" el hotel de Azata del Sol levantado en el paraje del Algarrobico, en Carboneras (Almería), de forma que "se generaría empleo" y además "se evitaría que se produzca un quebranto patrimonial en las administraciones públicas al tener que demoler la construcción".

En declaraciones a Europa Press, Arranz cree que "el sentido común apunta a que se termine la construcción" y ha agregado que la empresa constructora y promotora de la construcción "es una empresa solvente y en estos tiempos es muy positivo".

Asimismo, consideran que tirar esta construcción "es un coste para las arcas públicas que puede incluso suponer un quebranto para las administraciones".

Ha agregado que "con la demolición también va a quedar el entorno mal desde el punto de vista medioambiental, por lo que tiene más sentido terminarlo y hacer la apertura".

A su juicio, "pensando en la situación actual, este proyecto es bueno para crear empleo y hay mucha producción", tras lo que reitera que la empresa que lo ha promovido "es bastante solvente, no está en concurso ni en quiebra, por lo que terminarlo es de sentido común".

Arranz ha recordado que "al lado del hotel hay una planta hormigonera", tras lo que ha indicado que "el sentido común, teniendo en cuenta la situación económica que vivimos, nos hace apoyar la opinión del Ayuntamiento, que cree que este proyecto, que está apoyado por una empresa solvente, puede dar mano de obra y generar riqueza".

Reconoce que el edificio "es una mole en la costa", aunque considera que "tirar eso supondría un coste importante para las arcas públicas y un quebranto patrimonial, que lo tendrían que pagar las administraciones, esto es, el conjunto de los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.