La secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación —organismo dependiendo del Ministerio de Economía y Competitividad—, María Luisa Poncela ha tachado de "tremendo" que la prensa haya criticado que Miguel Arias Cañete pueda ser el comisario de Ciencia Innovación de la nueva Comisión Europea (CE) dirigida por el luxemburgués Jean Claude Juncker porque es una comisaría "de segundo nivel".

"Se me cayeron los palos del sombrajo, sinceramente", ha asegurado, para después precisar que si Cañete es finalmente comisario va a gestionar "la tercera comisión más importante de la CE, que maneja "80.000 millones de euros, toda la investigación del futuro".

Durante su intervención en la última jornada del 'XIV Encuentro de la Industria Farmacéutica Española', que se ha celebrado este jueves y viernes como parte de los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha lamentado que "eso es lo que tenemos, le damos poca importancia a lo que realmente hace la ciencia, a lo que realmente importante la investigación".

Frente a esta situación española, Ponce ha concretado que "56 de los 100 primeros centros de investigación biotécnica del mundo están en Estados Unidos porque son conscientes de que la competitividad pasa por la I+D", mientras que "37 está en Europa", lo que supone que "hemos ido perdiendo centros". "Y, además, si miramos a nivel académico, dentro del Top-10, ocho están en Estados Unidos y dos están en Europa", ha añadido. Por lo tanto, ha advertido de que "aquí tenemos una de nuestras debilidades como sector biomédico".

En cuanto a España, ha comentado que el farmacéutico es "el sector industrial que hace más I+D" porque "la hace fundamentalmente a nivel interno". "Tenemos poca colaboración interna y esa es una de las cosas que más intentamos potenciar, la colaboración con los clínicos y con los centros de excelencia que también tenemos en España", ha apuntado.

Y respecto al volumen de empresas que hacen I+D en cada sector, Poncela ha comentado que "un 62% de las empresas hace I+D", al tiempo que ha añadido que dentro de la alta tecnología, la innovación en el sector farmacéutico es la que "tiene más peso" en su producción. Y más concretamente sobre la innovación en medicamentos biológicos, ha afirmado que es "un sector en auge".

Perfil de investigación en españa

En cuanto a los sectores a los que se ha dirigido la inversión investigadora en España, Poncela ha precisado que en 2013 "prácticamente una cuarta parte han ido al sector salud", mientras que los ámbitos académico y empresarial son un tercio y un cuarto, respectivamente.

"Pero si juntamos la investigación académica con la investigación clínica que hace el (Instituto de Salud) Carlos III o la investigación que hace el Centro de Desarrollo de Tecnologías de Inclusión (CEDETI), más la que se financia a empresas, la preponderancia de toda la investigación en temas de salud es muy relevante con relación a los otros retos como la alimentación, la energía o el transporte", ha relatado.

Por ello, ha defendido que en España "tenemos mucha investigación en temas de salud". "Lo que estamos intentando hacer ahora es hacer un poco más de análisis cualitativo de qué tipo de investigación estamos generando, favoreciendo y fomentando con la financiación público para tratar de ver cómo ayudar a que esa investigación fluya y termine en la sociedad", ha apuntado.

Además, ha dado importancia a que se favorezca que las empresas puedan acortar el tiempo de lanzamiento al mercado de los productos y "encontrar en España respuesta a las demandas de empresas internacionales", así como a la incorporación de las empresas privadas desde el año 2012 a las instalaciones científico-tecnológicas" para crear un ecosistema "que pueda atraer a los mejores científicos"

Ahorro del sistema de salud con los medicamentos biológicos

Acerca de la investigación que se hace en Europa, Poncela ha recordado que se trata de la obtención de biomarcadores y dianas terapéuticas —también es la "preocupación" de las empresas españolas— como "vía de abaratar los medicamentos biológicos y el acercamiento a la medicina personalizada" porque "si conseguimos esos biomarcadores, será necesario un menor número de ensayos clínicos y, por tanto, eso podría abaratar la investigación biológica".

"Si no conseguimos que la investigación se haga más barata, la medicina personalizada no va a hacer que el medicamento sea más barato", ha advertido, No obstante, ha afirmado que si se consigue una investigación más barata, "sí se podría conseguir que el sistema de salud ahorre y que el paciente esté mejor tratado porque le vamos a dar un menor volumen de medicamentos".

Esto será beneficioso, ha comentado, porque si al administrar un medicamento "que no le es tan efectivo, de alguna forma le estás intoxicando" con fármacos de "utilidad relativa". Y en cuanto al acceso a estos medicamentos, ha lamentado que la dificultad de establecer qué es un fármaco biosimilar porque "no es una equivalencia química, sino que implica otros componentes biológicos", lo que supone que esta biosimilitud "está generando una barrera".

Al mismo tiempo, ha precisado que el sector de la innovación farmacéutica tiene una estimación mundial en 2014 de un billón de euros con "tendencia creciente de casi un 20% para el año 2027", con una involucración de unas 800.000 personas en la Unión Europea.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.