El Dormitorio Bajo del Espacio Santa Clara, sede de la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla, recibirá a sus visitantes con el recuerdo omnipresente del genial guitarrista Paco de Lucía, fallecido el pasado mes de febrero y al que la Bienal le rinde homenaje a través de varias actividades. Entre ellas destaca la exposición que se inaugura este viernes en este espacio, titulada 'Paco de Lucía. Fuente y caudal', y que cuenta con fotografías, material gráfico, trofeos, piezas artísticas, discos, libros, DVD y otros contenidos procedentes de colecciones públicas o privadas.

En una nota de prensa, se indica que la exposición agrupa este amplio registro expositivo, procedente del Centro Andaluz de Flamenco, del Centro de Documentación Musical de Andalucía, del Ayuntamiento de Algeciras o de la familia del artista, con la muestra didáctica 'Memoria de Paco', producida por el Instituto Andaluz de Flamenco y que pasa revista a la biografía completa del creador de 'Entre dos aguas'.

Asimismo, en uno de los laterales del Espacio Santa Clara se proyectará en sesión continua una entrevista inédita en su integridad, que fue realizada en 1999 por el equipo de vídeo de la Diputación de Cádiz, dirigido por Fernando Santiago y en la que Juan José Téllez conversa con Paco de Lucía en torno a diversos episodios de su vida y obra, desde su primera gira con José Greco, a su relación con la música clásica, el jazz, la música americana o, por supuesto, el flamenco.

Al mismo tiempo, se complementa con una colección fotográfica cedida por su hijo, Curro Sánchez, por su segunda esposa, Gabriela Canseco, y por su hermano Pepe de Lucía que ha aportado algunos de los hitos de este espacio, como por ejemplo: las manos de bronce esculpidas por Nacho Falgueras, que coronarán el túmulo funerario que se ultima en Algeciras; los Discos de Oro y Platino conseguidos por los éxitos de ventas de los celebérrimos discos 'Entre dos aguas' y 'Fuente y caudal'; los catavinos de plata que Paco de Lucía y su hermano Pepe ganaron en el concurso de Jerez de 1962, el Compás del Cante, el Giraldillo de la Bienal, el Premio del Concurso de Córdoba de 1968 y el Guitar Player de 1981.

Entre otros objetos que pueden contemplarse figuran fotografías de Paco a lo largo de los años, desde una escena infantil en la playa de Los Ladrillos en Algeciras, hasta una de las últimas realizadas por Gabriela Canseco, poco antes de su muerte. También los tres libros firmados por los ciudadanos que se acercaron hasta Algeciras para mostrar su pesar por la muerte del maestro y que han sido cedidos para la ocasión por el Ayuntamiento de su ciudad natal.

En cuanto al material fotográfico, pueden contemplarse instantáneas de Paco de Lucía con artistas tan diversos como Sabicas, Ravi Shankar, Carlos Santana, Chick Corea, John McLaughlin, Al Dimeola, Larry Coryell, su sexteto, Georges Moustaki, Paco Ibáñez o, por supuesto, Camarón de la Isla, a quien se dedica un amplio espacio en esta remembranza, como el libro que sobre ambos escribiera Félix Grande con dibujos de David Zafra.

Su afición al fútbol, su relación con Curro Romero, su desconfianza de la política y sus giras mundiales están presentes en esta muestra donde también se exhiben curiosidades como anuncios publicitarios protagonizados por el guitarrista o una de sus guitarras, con botonadura eléctrica, que personalizó para él la casa Yamaha.

También hay lugar para la anécdota: uno de los elepés que se muestran incluía la participación en un sorteo de un televisor a color, a mediados de los años 70.

Discos de pizarra de Ramón Montoya, Sabicas o Niño Ricardo, pasaportes, programas de mano, carteles cinematográficos o una amplia bibliografía conforman el resto de los objetos que pueden contemplarse en las vitrinas.

Los conciertos más íntimos del dormitorio alto

Por otra parte, los recitales más íntimos de esta edición de la Bienal tendrán lugar en el Dormitorio Alto del antiguo convento desde el lunes 15 de septiembre con la guitarra del onubense Manuel de la Luz, un joven intérprete que, sin embargo, estudió y trabajó con consagrados guitarristas como Gerardo Núñez, Juan Manuel Cañizares, Juan Carlos Romero o Niño de Pura y ha tocado para figuras como Carmen Linares, Miguel Poveda, Arcángel, La Susi o Lole Montoya.

De la Luz de Huelva a la pureza de Mairena, gracias al concurso de Manuel Cástulo, el martes 16, que promete entregar 'El corazón por la boca' en su contribución en esta Bienal, con un recital basado en su último disco, del mismo nombre.

Jerez, tan presente en la Bienal de 2014, también está muy representada en este ciclo. Melchora Ortega inaugura el miércoles 17 la presencia de artistas jerezanos. La cantaora, nacida en 1972, ha ganado el premio Bienal de Flamenco del Cante en el II Concurso de Jóvenes Intérpretes Flamencos de la Bienal.

Sin salir de Jerez, el toque de Manuel Valencia llenará el Dormitorio Alto de Santa Clara un día después. Sobrino de Fernando Terremoto, desde niño ha tocado la guitarra, primero en fiestas del barrio jerezano de la Asunción hasta llegar a formar parte del grupo de trabajo de Gerardo Núñez, con el que ha tocado por todo el mundo.

Y del compás jerezano a la sal de Cádiz, expresada en la tarde del viernes 19 por un dúo de experiencia y juventud, gracias al saber hacer de un consagrado como Juanito Villar y al ímpetu de su hijo. Juventud también trae al Dormitorio Alto Rocío Bazán el lunes 22. Su buen hacer tanto en los cantes con ritmo, que más domina, como en los largos le han valido no pocos premios, entre los que destacan el Premio Especial a los jóvenes flamencos, obtenido en 1999 en el Concurso del Cante de las Minas de La Unión, o el Premio Jóvenes Intérpretes en la XII Bienal.

La segunda semana en los cuartos de esta Bienal prosigue el martes 23 con otro niño precoz del cante convertido en profesional de éxito: Miguel Ortega. Asimismo, en un requiebro, este ciclo en el Dormitorio Alto ofrece el miércoles 24 la actuación de proscritosDF. El dúo formado por el guitarrista Raúl Cantizano y el percusionista Antonio Montiel presenta en la Bienal su segundo disco, 'Presentimientos'. Ambos proponen una personal visión del flamenco desde una perspectiva heterodoxa y arriesgada.

De vuelta al cante, otro joven palaciego mostrará su arte el jueves 25. José Ángel Carmona, nacido en 1977, es hijo del cantaor Juan Carmona, Juanito El Distinguido y presenta su nuevo trabajo 'Por los rincones'. Otro padre y su hijo nos citan en el Dormitorio Alto el viernes 26. Canela de San Roque y su hijo Canelita, dos consumados especialistas en el flamenco más clásico.

La tercera semana en el Dormitorio Alto se abre el lunes 29, cuando el piano de Ariadna Castellanos llenará la estancia de una forma distinta, igual de válida, de sentir esta música universal. Por su parte, Felipe Scapachini, cantaor payo de Cádiz, nos devolverá a la atmósfera de los cuartos de siempre el martes 30 de septiembre, mientras que el onubense Jeromo Segura, también de la cosecha de finales de los setenta, estrenará octubre (día 1, miércoles) con su recital 'Pureza-Segura'.

Jerez protagoniza las dos últimas citas en el dormitorio Alto de Santa Clara. El jueves 2 de octubre con la guitarra de Alfredo Lagos, consumado intérprete para baile que nos brinda la oportunidad de escucharle como solista. Y el viernes 3 Nano de Jerez, quien trae un recital con lo mejor de su cante, repleto de compás fragüero y de ecos festeros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.