El Área de Enfermedades Cardiovasculares y la de Anestesia y Reanimación del Hospital La Fe de Valencia se han desplazado esta semana al Hospital General de Elche con una unidad móvil de cirugía cardiaca infantil para intervenir a una recién nacida prematura de 25 semanas con un peso de 800 gramos y con 19 días de vida.

El bebé fue atendido por cinco profesionales que se desplazaron del Hospital La Fe y requirió de una operación que tuvo una duración aproximada de una hora. Actualmente, el bebé evoluciona favorablemente.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, esta unidad principalmente va a intervenir casos de ductus arterioso permeable en bebés prematuros de bajo peso (desde 600 hasta 1.400 gramos) que, por su alta gravedad, no se puedan trasladar hasta su hospital de referencia.

En este sentido, la directora general de asistencia Sanitaria, Sofía Clar, ha destacado la importancia de esta nueva unidad móvil, ya que va a permitir acercar al profesional experto en esta patología al punto asistencial en el que se encuentre el paciente. Además, se mejorará la asistencia y se reducirán riesgos al evitar desplazamientos del paciente, que en este caso se trata de bebés.

El ductus arterioso permeable es una enfermedad cardiaca que se produce por una intercomunicación entre la arteria pulmonar y la aorta y si no se cierra puede provocar la muerte del bebé. En los niños que nacen a término se suele ocluir de manera espontánea tras el nacimiento, pero en los bebés prematuros no ocurre lo mismo. Inicialmente en el prematuro se trata con fármacos, pero en los casos en los que los medicamentos no actúan correctamente, se debe realizar una intervención quirúrgica.

La cirugía se lleva a cabo en la propia incubadora y en la misma UCI Neonatal, pues al ser un bebé de tan bajo peso el hecho de hacerlo fuera de la incubadora podría provocar pérdida de la temperatura del bebé.

El servicio de Cirugía Cardiaca Infantil del Hospital La Fe realiza unas 25 intervenciones de ductus al año en bebés prematuros. Las cardiopatías congénitas afectan a uno de cada mil nacidos vivos en España, y el ductus representa entre el 5 y 7% del total de las cardiopatías congénitas.

Con la creación de esta unidad un equipo formado por dos cirujanos cardiacos infantiles, una anestesista pediátrica, una enfermera de anestesia y una enfermera de cirugía cardiaca infantil se desplazan desde La Fe en ambulancia al hospital de la Comunitat Valenciana que así lo precise y donde no sea posible trasladar al bebé.

Consulta aquí más noticias de Valencia.