Una veintena de estudiantes, entre ellos 13 con discapacidad, han participado durante esta semana en el Campus Inclusivo de la Universidad de Málaga (UMA), que concluirá el próximo domingo con "satisfacción total", según ha resaltado este viernes la rectora de la UMA, Adelaida de la Calle, durante el acto de entrega de diplomas.

Se trata de una iniciativa que se incluye en el marco del programa nacional 'Campus Inclusivos. Campus sin Límites 2014', impulsado por la Fundación ONCE y Fundación Repsol con el fin de promover el acceso a la universidad de estudiantes con discapacidad, y que se ha desarrollado en cinco universidades españolas.

Así, uno de los objetivos que persigue esta actividad es que los estudiantes con discapacidad no abandonen los estudios al término de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato o de los Ciclos Formativos de Grado Medio y que finalicen su formación en el ámbito universitario.

Al acto de entrega de diplomas en Málaga también han asistido, entre otros, la comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de la Fundación ONCE, Isabel Martínez; el responsable del proyecto en la Fundación Repsol, Luis Vera; la vicepresidenta de la Diputación de Málaga Ana Mata; el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de la capital, Raúl López, y la profesora y directora del proyecto, Itzíar Jiménez.

Todos ellos han coincidido en destacar los valores impulsados durante el programa y han puesto especial énfasis en las experiencias enriquecedoras que de desprenden de los Campus Inclusivos.

Así, la representante de la Diputación ha alabado la capacidad de la UMA "por estar cada día más cerca de los ciudadanos", mientras que el edil malagueño ha abogado porque, con proyectos como éste, "las necesidades de las personas se conviertan en necesidades de la sociedad".

Deberes bien hechos

Por su parte, la responsable de la Fundación ONCE ha resaltado los más de 500 alumnos con discapacidad que cursan estudios en la Universidad de Málaga, lo que, a su juicio, muestra que la UMA "hace muy bien sus deberes en esta materia".

En este sentido, la rectora de la UMA ha recordado que los 180.000 euros que la institución académica dedica a partidas para programas de discapacidad "no han sufrido recortes en los últimos años", lo que, ha asegurado, "demuestra el interés que se tiene por garantizar la igualdad de oportunidades de todos los estudiantes".

Según las estadísticas, el 53 por ciento de los jóvenes con discapacidad abandona sus estudios después de la Enseñanza Obligatoria, por lo que programas como los Campus Inclusivos "pretenden vencer sus miedos y animarlos a pisar la Universidad, así como implicar a la Universidad en este objetivo", han resaltado durante el acto.

Por parte de los participantes en la actividad, ha tomado la palabra el alumno Guillermo Torres Morales, quien ha agradecido la atención recibida y ha calificado como "espectacular" el programa desarrollado.

Durante la duración de este programa, los jóvenes han conocido las diferentes titulaciones de Grado que oferta la Universidad de Málaga, así como los servicios y prestaciones que pone a disposición de sus estudiantes con discapacidad. Además, han realizado actividades académicas y culturales y han disfrutado de la oferta de ocio de la Costa del Sol.

Asimismo, durante el acto se ha matizado que, para el adecuado desarrollo de las actividades previstas, los alumnos, que proceden del segundo ciclo de la ESO, Formación Profesional y Bachillerato— han estado asistidos en todo momento por un equipo de monitores cualificados tanto por su formación académica como por su experiencia práctica.

Consulta aquí más noticias de Málaga.