El conductor que el 27 de julio de 2013 atropelló y mató a una niña de siete años en un paso de cebra de la carretera nacional que une el centro de Ceuta con la frontera del Tarajal ha quedado el libertad este viernes después de que la Sección VI en la Audiencia Provincial de Cádiz en la ciudad autónoma todas las partes involucradas acordasen una condena por conformidad de un año, un mes y 10 días de cárcel, el tiempo que E.G.E.M. llevaba en prisión provisional.

Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, el conductor, de nacionalidad marroquí, ha sido condenado como responsable de dos delitos de imprudencia con resultado de muerte y de conducción temeraria. Desde ahora no podrá volver a conducir un automóvil en territorio español.

La acusación particular retiró sus peticiones después de que la compañía aseguradora del acusado abonase más de 117.000 euros a los padres de la menor atropellada, de siete años de edad.

La Fiscalía acordó rebajar su petición de condena inicial, que se elevaba hasta tres años de cárcel, después de que el condenado reconociese haber intentado adelantar al vehículo que le precedía y que sí se detuvo ante el paso de peatones, momento en el que se llevó por delante a la menor, que lo cruzaba junto a su abuela.

El vecindario de la barriada de Miramar, donde se encuentra el paso de cebra que atraviesa la carretera nacional, que carece de señalización semafórica, lleva años reclamando que las Administraciones Públicas habiliten un paso elevado para evitar la repetición de accidentes como el registrado hace algo más de un año.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.