La economía social andaluza recibe con "moderado optimismo" los "tímidos" cambios en la política económica del Banco Central Europeo, encaminadas a promover cierto crecimiento económico, al tiempo que se congratula de las coincidencias del modelo económico que propugna la economía social, con el análisis y propuestas del expresidente Felipe González, con motivo de una conferencia en un desayuno informativo de Europa Press.

Así, en una nota, el presidente de Cepes-A, José María Algora, ha señalado que el principal problema de la sociedad es el paro. "Ahí están para ponerlo de manifiesto los registros públicos de empleo, las sucesivas encuestas sobre población activa o, las opiniones de la ciudadanía recogida en todos los sondeos efectuados", ha subrayado.

De esta manera, ha afirmado que es "llevarse a engaño" pensar que "se puede arreglar la situación del mercado laboral con unas políticas de austeridad, recortes en el estado del bienestar y, sobre todo, con una desequilibrada reforma laboral".

Por esto, Algora ha hecho un llamamiento para que todos los esfuerzos públicos y todas las políticas económicas, ya sean europeas, estatales o autonómicas, se redirijan hacia potenciar una economía más sostenible, basada en los valores y los principios que durante décadas lleva propugnando y aplicando la economía social a través de sus distintas fórmulas empresariales, y que "hoy por hoy son el mejor ejemplo de la creación de empleo estable y de calidad y de la redistribución de la riqueza".

A su juicio, la economía social es una propuesta para toda la ciudadanía que cobra especial relevancia en una época de crisis, al potenciar dinámicas asociativas y solidarias para hacer frente a la pérdida de derechos y de empleo. "Esta forma de entender la economía es social porque produce sociedad y no sólo utilidades económicas, porque genera riqueza, empleo y valores de uso que satisfacen las necesidades de los mismos socios, trabajadores y de las comunidades en las que se asientan", ha señalado.

"Siendo realistas, la economía social hoy no es la solución a la crisis. Pero, sí es parte indispensable en la formulación de la solución", ha indicado el presidente de Cepes-A, quien ha apuntado que la economía social, a través de sus distintas plasmaciones empresariales, genera actividad económica productiva y real, estimula el emprendimiento asociativo, fija población en el territorio, procura cohesión social y geográfica, no se deslocaliza, mantiene el tejido productivo e inserta laboral y socialmente a colectivos con dificultades.

Por último, ha insistido en reivindicar la definición de un nuevo modelo productivo, el diseño de un gran pacto por el empleo de calidad y estable y unas mejores condiciones para el desarrollo empresarial y la competitividad del tejido empresarial andaluz. "Y para conseguir todo ello, hacemos un llamamiento al diálogo y al consenso de todos los actores públicos y privados implicados en la labor", ha cerrado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.