La sección sindical de UGT en la Agencia de Medioambiente y Agua (Amaya) ha denunciado "la falta de medios, previsión y la desorganización" que a su entender se han dado en los últimos incendios forestales registrados en la provincia de Granada.

Concretamente el sindicato se ha referido a los de Güéjar Sierra y Lanjarón, afirmando que en este último ardió un vehículo de extinción, "aunque afortunadamente la tripulación no sufrió ningún daño y pudieron escapar de las llamas".

Pese a considerar que la actuación de todos los medios que participaron en estos incendios "fue ejemplar y prueba de ello ha sido la extinción en un plazo de pocas horas", UGT advierte de que todos los profesionales que han intervenido "han sido víctimas de una desorganización y falta de previsión de aquellos de los que depende la dirección de extinción".

"Los profesionales que intervenimos en la extinción de incendios forestales y otro tipo de emergencias medioambientales no podemos seguir poniendo en riesgo nuestras vidas con la intranquilidad de estar en manos de una dirección de extinción que en los últimos incendios ha puesto al dispositivo contra las cuerdas", añaden.

Han censurado además que en el caso de Lanjarón, después de que las llamas fueran controladas tras horas de trabajo, se transmitiera a la brigada que "al haber caído la noche no se les podía sacar con su helicóptero ni en vehículos" y se les indicara desde la dirección de extinción "que fueran andando al puesto de mando, que se encontraba a kilómetros del punto donde estaban" los profesionales.

A juicio de UGT "esto es uno de tantos ejemplos que se podrían exponer sobre la falta de previsión y desorganización de la dirección de extinción que sufren los bomberos forestales en los últimos incendios".

Consulta aquí más noticias de Granada.