Dos hombres de 34 y 48 años de edad han sido detenidos en Bilbao acusados de traficar con cocaína. Durante la operación, se ha localizado en un piso del Casco Viejo cerca de medio kilo de droga, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La Ertzaintza inició la investigación tras recibir el pasado mes de agosto diversas quejas de los vecinos de un inmueble de la calle Somera, en el Casco Viejo bilbaíno, por la situación generada por uno de los arrestados debido a "su actividad como traficante".

Los vecinos relataron que uno de los pisos del inmueble recibía numerosas visitas a "horas intempestivas", muchas de ellas de madrugada, casi todos los días de la semana. Además, en numerosas ocasiones, los visitantes se equivocaban de puerta y llamaban a las de otros vecinos, "despertándolos y generando molestias", ha relatado la Consejería.

Ante la sospecha de que la causa de estos hechos estuviera en un delito de tráfico de drogas, la Ertzaintza estableció un dispositivo de vigilancia que le permitió confirmarlo. Una vez que obtenida la identidad del propietario, comprobaron que se trataba de un individuo con un amplio historial delictivo, precisamente, por tráfico de drogas.

La vigilancia establecida llevó a los investigadores, el pasado martes, a detectar un contacto del sospechoso con un individuo que, tras encontrarse con él en el centro de Bilbao, le acompañó hasta su piso de la calle Somera. Posteriormente, sobre las ocho menos cuarto de la tarde, el acompañante salió del inmueble y tomó el tranvía hasta la estación de autobuses de Termibus.

Ante la posibilidad de que el individuo tuviera intención de tomar un autobús para abandonar la ciudad en posesión de alguna cantidad de droga, los investigadores procedieron a interceptarlo. Tras identificarlo como un varón de 48 años de edad, poseedor también de un amplio historial delictivo por tráfico de drogas, los ertzainas lo detuvieron bajo la acusación de este delito.

En el registro preventivo llevado a cabo en el momento del arresto, los agentes encontraron, escondida en su entrepierna, una bolsa con unos cien gramos de un polvo blanco, que él mismo identificó como cocaína. Al parecer, su intención era vender esta droga en Vitoria, donde reside.

Después del arresto, los investigadores procedieron también, sobre las ocho y veinte de la tarde, a la detención del morador del piso de Somera, en su propia vivienda, bajo la misma acusación de un delito de tráfico de drogas.

En un registro posterior del piso, los responsables de la investigación encontraron en torno a 400 gramos de cocaína, así como una cantidad de dinero cercana a los 500 euros, posiblemente obtenido mediante la venta de droga.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.