La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado este viernes que la ciudad ha vivido un verano turístico "magnífico" con 1,26 millones de pernoctaciones en junio, julio y agosto, una cifra récord que supone un aumento del 5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior y con un impacto económico de 430 millones de euros.

El aumento de las pernoctaciones ha estado impulsado por el crecimiento registrado en las realizadas por turistas internacionales, que han crecido un 8 por ciento, con un 45 por ciento de Europeos y un 15 por ciento intercontinentales. Entre los principales mercados se sitúan Italia, Reino Unido y Holanda, con crecimientos importantes de Alemania, Suecia, Austria, Australia, EEUU, Brasil, China o Japón.

Desde el 1 de enero y hasta el 31 de agosto, se han contabilizado 2,73 millones de pernoctaciones, lo que supone un crecimiento del 3 por ciento interanual. La ocupación media en lo que va de año ha sido del 65 por ciento (un 3 por ciento más) y del 77 entre junio y agosto (un 6 por ciento más).

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, la primera edil ha señalado que estos son datos "absolutamente objetivos y ciertos" recopilados por la Fundación Turismo Valencia y se ha mostrado "sorprendida" por las informaciones "contradictorias" que han surgido este verano sobre las cifras turísticas locales.

Así, ha defendido que las pernoctaciones han subido "le guste o no a la oposición" y Valencia "es ya una ciudad turística atractiva" pese a las críticas "falsas, absurdas y manipuladas" de los grupos de la oposición. En este sentido, ha recalcado que gobiernos anteriores "no tenían ni una concejalía de turismo" propia y ahora "parecen salvadores de la patria" cuando había por su parte "un absoluto desinterés" en la materia".

"No sé qué se pretende dando información sesgada aparte de desgastar al equipo de gobierno, ¿hacer creer a los valencianos que somos malos en todo?", ha apuntado, antes de criticar el "cinismo" de los socialistas, que "eran los únicos que no querían que pernoctaran los turistas en Valencia" con carteles en los que se invitaba a visitar la ciudad en dos horas.

CRUCEROS

En cuanto al turismo de cruceros, la alcaldesa ha criticado que "parece que hayan desaparecido" cuando se han producido en los tres meses de verano 53 escalas en la ciudad, una más que en 2013, y se prevén para septiembre otras 25, tres más que el año pasado, con lo que se espera un incremento de pasajeros del 12 por ciento entre junio y septiembre, hasta los 51.100.

En todo caso, Barberá ha precisado que "se están reajustando los tiempos" y ha apuntado que aunque en el primer semestre ha habido menos llegadas, va a haber más en el segundo.

Asimismo, ha indicado que ha pedido una reunión con todos los agentes implicados en esta materia y se continuará con el esfuerzo promocional de Valencia en este campo, como también para mejorar las conexiones aéreas e impulsar el turismo gastronómico y de alta gama.

Turismo low cost

La primera edil ha celebrado que Valencia es ya "una marca turística de calidad" con un turismo "sostenible y rentable", habiendo registrado los turistas un aumento del gasto este verano del 6 por ciento.

Preguntada sobre si teme que el modelo turístico de bajo coste o 'low cost' pueda extenderse a Valencia, ha reiterado que en estos momentos el gasto turístico en la ciudad está al alza y no se da este tipo de turismo, aunque "a todo el mundo le tiene que preocupar tener un brote de turismo" de bajo coste que, a su juicio, es el de las "gamberradas".

"Es una situación grave, con la muerte de chicos que se tiran por el balcón; es un tema preocupante que si se produjera se afrontaría", ha apuntado.

Por su parte, el concejal del ramo, Alfonso Grau, ha agregado que el modelo de turismo de Valencia "nunca ha sido ese" y ha criticado que Compromís advierta de la deriva hacia ese camino mientras pide un parking para caravanas, que "no es un turismo de alto standing".

Balance del dispositivo de playas

La alcaldesa ha realizado también balance de la afluencia a las playas de la ciudad durante el verano, que han registrado en torno a 900.000 usuarios. Asimismo, ha destacado la asistencia proporcionada a través de los puntos accesibles, que han registrado 5.477 usuarios y han programado distintas actividades lúdicas con más de 200 asistentes.

En cuanto a las atenciones de Cruz Roja, se han efectuado 11.175, un descenso "importante" respecto a las 13.000 del año pasado, la mitad de ellas en los puntos accesibles y el resto relacionadas con picaduras de medusas, peces araña, menores extraviados, adultos perdidos y heridas, sin tener que lamentar "nada grave".

Consulta aquí más noticias de Valencia.