El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, ha dado cuenta este viernes al Consejo de Ministros de las reuniones de esta semana con agricultores y la ministra Isabel García Tejerina y los acuerdos adoptados en este sentido por el veto ruso.

En este sentido, se ha mostrado partidario con la medida anunciada de "abrir nuevos mercados, buscar alternativos, para colocar aquellos productos más afectados por el veto ruso".

Además de aumentar la campaña de promoción económica, que se ha duplicado al pasar de 30 a 60 millones; y dejar claro que las medidas que se adoptaron "no son cerradas, sino que están abiertas".

La ministra, según Cerdá, manifestó que la Comisión "tiene un mandato por parte de todos los jefes del Estado en la reunión que se desarrolló en Bruselas el 30 de agosto por iniciativa del presidente Mariano Rajoy, que pidió solidaridad de todos los presidentes del Gobierno".

El mandato es el de analizar "cómo ha afectado este veto ruso al mercado europeo y, al mismo tiempo, tiene que llegar a todas aquellas medidas que se puedan adoptar en un futuro".

"Hay 158 millones para atender todas aquellas demandas y el futuro dirá si es mucho o poco dinero", ha precisado Cerdá, quien ha vuelto a insistir que "no es una cantidad cerrada, sino que viene de ahorros de presupuestos anteriores y que no afecta para nada al presupuesto de la PAC".

Para concluir, ha afirmado que "no se ha notado una demanda de retirada y si son pocas quiere decir que el mercado se está autoregulando y como las medidas son abiertas se irán tomando de manera continua a través del tiempo todas aquellas que sean necesarias para compensar el efecto negativo que ha tenido el veto en los mercados".

Consulta aquí más noticias de Murcia.