Voluntarios de 'la Caixa' han recogido en Cantabria cerca de 5.500 kilos de alimentos en favor de Cruz Roja, para paliar el declive de donaciones estivales.

Los víveres están siendo destinados a personas y familias en riesgo o situación de exclusión social en Cantabria, informa la obra social de la entidad.

En un comunicado, explica que se trata de una campaña de recogida activada en los meses de verano, teniendo en cuenta que es una época que requiere una "especial atención" hacia las personas que viven circunstancias difíciles, ya que las ayudas y donaciones de alimentos se ralentizan por vacaciones.

Los principales alimentos que se han recogido son productos básicos de alto valor nutritivo como arroz, pasta, legumbres secas, aceite y conservas, así como los que refuerzan un buen desayuno o merienda para los más pequeños: cereales, galletas, papillas y zumos de fruta.

En la campaña han participado voluntarios, empleados y clientes de la entidad en Cantabria. Los trabajadores han aportado sus ayudas alimentarias a los puntos de recogida de la provincia en los que, en total, se han recopilado 3.450 kilos de alimentos.

Voluntarios de 'la Caixa' en Cantabria han sido los encargados de seleccionar y trasladar las cajas de alimentos a sus puntos de destino.

En paralelo, los clientes de la entidad han ejercido su solidaridad utilizando los cajeros automáticos y canales electrónicos que el banco ha puesto a su disposición para hacer contribuciones económicas. Mediante esta vía se han obtenido 2.032 kilos de víveres.

En toda España se han recaudado más de 550 toneladas de alimentos con motivo de esta campaña que, como novedad, ha tenido un "cuarto pilar imprescindible": empresas que producen y transforman alimentos básicos de toda España, invitadas por la Obra Social 'la Caixa' a unirse en esta movilización solidaria.

Ante la llamada, han actuado pequeñas y grandes empresas del sector, que en su conjunto han sumado más de 50 toneladas de alimentos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.