Agentes de la Guardia Civil detuvieron a un automovilista, vecino de Salamanca, a la altura del término zamorano de Castrillo de la Guareña tras comprobar que portaba en el maletero de su vehículo distintas cantidades de speed, hachís, éxtasis y LSD, según informaron fuentes del Instituto Armado.

La detención se produjo tras un control de tráfico practicado en la A-62, dentro del referido municipio, donde los agentes procedieron a la identificación de los ocupantes de un turismo que circulaba por la vía.

Durante el registro, los agentes hallaron en el maletero del vehículo, ocultos en el interior de una mochila y dispuestos para su venta en el mercado, 19 gramos de speed, 22 gramos de hachís, 11 pastillas de éxtasis y 8 micras de LSD, además de 485 euros en efectivo en billete fraccionado.

De las informaciones obtenidas en el momento de la intervención se obtuvieron suficientes indicios que llevaron a la detención de uno de los ocupantes y su imputación como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

Esta persona es vecina de Salamanca y supuestamente se dirigía a localidades limítrofes con esta provincia que se encontraban celebrando las fiestas patronales para distribuir la droga.

Las diligencias instruidas, persona detenida y efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Toro, que decretó su ingreso en prisión.

Esta operación se ha realizado en el marco de las actuaciones que en materia de seguridad ciudadana viene realizando la Guardia Civil de Zamora, como es el establecimiento de una serie de dispositivos específicos de seguridad enfocados a la prevención de la comisión de delitos y faltas.

Consulta aquí más noticias de Zamora.