El portavoz del PSE-EE en las Juntas Generales de Bizkaia, Iñaki Egaña, ha entregado 600 avales a su candidatura a la Secretaría General de los socialistas vizcaínos, si bien espera superar "holgadamente" esta cifra. Asimismo, ha considerado que "no significa nada" que la candidatura de Mikel Torres haya recabado 1.100 porque, según ha indicado, la presentación de avales es "un requisito, no un test".

Egaña ha hecho entrega este viernes a la Comisión de Garantías Electorales de los avales recogidos por su candidatura, acompañado por la edil del PSE en Santurtzi Maite Arana y el concejal socialista en Durango Fernando Castillo.

Tras formalizar la entrega de apoyos, el juntero del PSE ha explicado, en declaraciones a los medios, que la cifra de avales recogida por la candidatura se eleva a 600, aunque, dado que es posible presentarlos a través de otros medios, espera superar ese número de forma "holgada".

Egaña ha restado importancia al hecho de que la otra candidatura presentada a la Secretaría del PSE de Bizkaia, la del alcalde de Portugalete, Mikel Torres, haya entregado 1.100 avales. "Para mí esto no significa absolutamente nada", ha asegurado el juntero socialista, que ha resaltado que los militantes "lo que quieren es que haya debate y, para eso, era necesario tener el mínimo necesario" de apoyos.

No es un test

"Para mí era un requisito, no un test", ha insistido Iñaki Egaña, que ha explicado que el número de avales necesarios para optar a la Secretaría General (433) se alcanzó en la primera semana del proceso, en julio, y desde entonces se ha centrado en "hablar con los militantes" para trasladarles sus ideas y recoger "las necesidades del partido".

Asimismo, ha agradecido a los militantes su participación en este proceso y ha considerado que el nivel alcanzado "demuestra que éste es el camino" y que "en la toma de decisiones quieren participar los militantes, quieren ser agentes activos del proceso de cambio y transformación que el Partido Socialista está iniciando".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.