El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha informado de que el millón de contribuyentes de Castilla-La Mancha que se beneficiarán de la rebaja fiscal anunciada por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, percibirán el año que viene 200 millones de euros más, 50 millones en las devoluciones de renta y 150 millones en la nómina mes a mes.

En una entrevista en el programa 'Café para dos', de Castilla-La Mancha Televisión, el consejero ha explicado que los efectos de la rebaja de impuestos son retroactivos porque se refieren ya al ejercicio 2014 completo, aunque los ciudadanos percibirán la rebaja el año que viene. "En 2015, el ciudadano de Castilla-La Mancha notará la rebaja de impuestos de dos maneras: mes a mes, en su nómina, y en campaña de renta con una mayor devolución", ha señalado Romaní.

En concreto, la reforma consiste en una rebaja del tramo más bajo de la tarifa autonómica del IRPF del 12 al 11 por ciento y un incremento de los mínimos por descendientes en un 5 por ciento para 2014, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, se adelanta la rebaja de la tarifa autonómica prevista en la reforma fiscal del Estado para 2016, es decir, en vez de hacerla gradualmente, en dos pasos, en Castilla-La Mancha se hará de una sola vez. También se elimina la tasa que se aplica a los certificados de exportación que emiten las consejerías de Agricultura y de Sanidad.

Según ha explicado el consejero de Hacienda, la rebaja de impuestos, que ha anunciado la presidenta de Castilla-La Mancha "encaja perfectamente en nuestra senda de consolidación fiscal, e incluso va a mejorar los elementos del déficit".

Una rebaja fiscal para todos los contribuyentes

Romaní ha indicado que "bajando el primer tramo del IRPF, está asegurado que la rebaja fiscal llega a todos los contribuyentes, porque todas las rentas pasan por el primer tramo". "Además, incrementando los mínimos por hijos, tenemos en cuenta especialmente a las familias con hijos", ha añadido.

En Castilla-La Mancha, según el consejero, está plenamente justificada una rebaja de impuestos, ya que "las cosas se han hecho muy rápidamente; nadie daba crédito a que la gestión de Cospedal fuera capaz de encarrilar las cuentas públicas en tan poco tiempo, y hemos ido atravesando las distintas fases de encarrilar las cuentas públicas y enfocar la recuperación económica mucho más rápido que en otros sitios".

Tal y como ha explicado el consejero de Hacienda, Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en lo que se conoce como el saldo primario, que es el déficit sin intereses. Se trata de un dato que publica frecuentemente el Estado respecto a sus propias cuentas como una medida óptima de gestión presupuestaria corriente.

Consulta aquí más noticias de Toledo.