Cameron y Obama
El presidente estadounidense, Barack Obama (d), y el primer ministro británico, David Cameron, durante la segunda jornada de la cumbre de la OTAN. EFE/Rowan Griffiths

Los países de la OTAN han aprobado su Plan de Acción Inmediata (RAP, por su sigla en inglés) que refuerza su defensa colectiva y conlleva la puesta en marcha de una fuerza de intervención inmediata capaz de desplegarse entre dos y cinco días en cualquier lugar del mundo.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, anunció esa autorización durante la cumbre bianual que la OTAN ha celebrado en la ciudad galesa de Newport, y señaló que ello es "una demostración de solidaridad y determinación".

"El momento de seguridad que afrontamos es más impredecible que nunca: Rusia está atacando a Ucrania y hay inestabilidad en Oriente Medio y en el norte de África. En estos turbulentos momentos, la OTAN tiene que estar preparada y poder defenderse y también a sus aliados", agregó Rasmussen.

Se podrán desplegar en cualquier lugar del mundo y en poco tiempoSeñaló que los cuarteles generales de esa fuerza de acción inmediata tendrán su sede en uno de los aliados de Europa del Este y que la Alianza Atlántica mantendrá en esos países "una presencia y actividad continuada" sobre una base rotatoria como en la actualidad.

Rasmussen señaló, durante la conferencia de prensa, que los detalles militares de esa fuerza de acción inmediata todavía tienen que decidirse. El secretario general aliado indicó que países como "Polonia, Rumanía y los Bálticos han expresado que están dispuestos a albergar en sus territorios las instalaciones" de esa fuerza multinacional que se integrará con fuerzas terrestres, navales y de las fuerzas especiales.

"Se podrán desplegar en cualquier lugar del mundo y en poco tiempo", subrayó el político danés. En la apertura hoy de la última sesión de la cumbre, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que su país contribuirá con 3.500 efectivos a esa fuerza multinacional y que tendrá su cuartel general en Polonia.

Por su parte, el presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, anunció que su país albergará la próxima cumbre bianual del organismo en Varsovia en 2016.

Coalición contra el EI

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha dicho que Estados Unidos formará una coalición de países para combatir el Estado Islámico (EI) en Irak, pero que descarta enviar efectivos terrestres.

El Gobierno estadounidense busca apoyo de otros países para hacer frente a la creciente amenaza de los yihadistas, que en las últimas semanas han asesinado a dos periodistas de EEUU en represalia por la decisión de Washington de lanzar ataques contra el EI en Irak.

"Necesitamos atacarles a fin de impedir que tomen el territorio", dijo el responsable de la diplomacia de EEUU en Newport, Gales, donde se celebra la cumbre de la OTAN. Kerry destacó la importancia de apoyar a Irak y a otros países de la región dispuestos a hacer frente a la amenaza del EI, pero "sin comprometer nuestras tropas (terrestres)", dijo.

"Creo que esa es una línea roja para todos aquí: sin botas sobre el terreno", insistió Kerry. El secretario de Estado hizo esta afirmación al término de una reunión que mantuvo con los ministros de Exteriores del Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Australia, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca al margen de la cumbre de la OTAN.