El Ejército alemán enrojece de vergüenza días después de que la RAF británica hiciera lo propiopor las curiosas tácticas de entrenamiento de uno de sus altos mandos.

En el caso del Ejército alemán, la causa es un vídeo desvelado por la edición digital de la revista Stern en el que se ve a un instructor arengando a sus reclutas con proclamas racistas.

La grabación se hizo en un cuartel de Rendsburg en el norte del país en el verano de 2006.

En ella el instructor pide a un soldado que se imagine que se encuentra frente a un grupo de secuestradores aéreos, a los que tiene que hacer frente y disparar.

Una ver "muertos", el soldado debe hacer frente a otro "gran peligro": en este caso, unos afroamericanos que se bajan de una furgoneta negra en el Bronx de Nueva York y que imaginariamente insultan al soldado mentándole a su madre.

"Una camioneta negra frena delante de ti. Tres afroamericanos descienden del vehículo e insultan a tu madre. Antes de cada tiro, quiero escucharte gritar hijos de puta muy fuerte", decía en la cinta el instructor.

Fuentes del Ejército alemán han asegurado que ya conocían la existencia del vídeo y que hay una investigación en marcha, a consecuencia de la cual habrá probables sanciones disciplinarias.